23 de abril de 2015

Y EL ESTUDIANTE TAMBIÉN, de Luis Cabañas

En primer lugar, quiero agradecer a Lucía la oportunidad de publicar este post en su blog. Porque sí. Porque viene un pequeño tirón de orejas y algo de publicidad encubierta. Entre tanta pelea sobre si Técnicos Superiores en Dietética, Dietistas – Nutricionistas, auxiliares y hasta celadores siempre nos dejamos lo que han sido en su comienzo: estudiantes. Y lo siento, pero no voy a dejarlo pasar más.

Delegaciones de ADINU Valencia, Granada, Zaragoza y Castilla y León en el cierre del #CongresoAniversario (Valencia, 31/03 a 02/04 de 2014)
“Soy de ADiNU”

Quizá has oído que alguien lo dice. Pero en realidad no hemos sido nunca demasiadas las personas que podemos hacerlo. Creo que puedo estar orgulloso de llevar cuatro años diciéndolo.

“¿ADINUR? ¿ACNUR? ¿ADqué?” Un poco de contexto

ADiNU es la Asociación de Dietistas – Nutricionistas Universitarios. Es decir, estudiantes del Grado en Nutrición Humana y Dietética. Estudiantes que representan a sus compañeras. Estudiantes que van antes de las clases, o se quedan después o se las saltan. Actualmente, están creadas ADiNU Alicante, Castilla y León, Euskadi (no activa), Granada, Murcia (no activa), Valencia y Zaragoza.
Y como somos así se creó la FEDNU: Federación Española de Dietistas – Nutricionistas Universitarios. Engloba todas las ADINU, las coordina, trabaja en líneas comunes, ayuda a las de reciente creación, se nutre de la experiencia de las más veteranas y, en resumen, insufla ganas y energía al conjunto de las representantes estudiantiles.
Hace justamente un año, celebrábamos el décimo aniversario de ADINU Valencia, la primera de todas.

“Eso no sirve para nada. Para qué gastas tu tiempo. Pero, ¿era necesario?” Listopelotas everywhere.

Siempre lo he oído. Y me he reído. Palmaditas en la espalda y a otra cosa.

Hay gente que es así. En lugar de pensar que su tiempo en la universidad se puede aprovechar, creen que se gasta y desperdicia. ¿No es un planteamiento algo tristón? Prefiero pensar que el tiempo siempre se invierte. Y cada uno lo invierte donde buenamente pueda, y si es trabajando por los demás, ¿qué problema hay? Además, cada minuto invertido en ADINU me ha servido.

Es necesario, porque en una profesión que aún no es conocida la titulación es despreciada. Lo siento, pero es así. Y si en algún momento se ha despreciado la carrera estando ahí ADiNU, ésta se ha revuelto con uñas y dientes. Y ha hecho lo que ha podido. ¡Entonces tendréis muchos socios, todo el mundo querrá ser de ADiNU! (Se preguntará Lucía, la inocente) Pues… Bueno, quizá no todo el mundo pueda permitirse 10€/curso. Y lo entiendo. Luego hay otra gente, de la que no destaca por lo inteligente, que no le sale de los bolsas escrotales. Aunque suponga un descuento en la formación de FEDN, CGDNE o el Colegio Oficial o Asociación de la comunidad (entre otras cosas). Pero es que no, y es que no.
 Y esto se ve más después que durante, ¿eh? Ojalá hubiera estado en ADINU. Bueno, no será que no te avisamos. Tienes el valor de admitirlo. Ahora hay que participar de otro modo.
 
Representantes estudiantiles durante la #IMesaRedonda (Madrid, 14 - 16 Noviembre 2014)

“Si no estás en ADINU estás perdiendo el tiempo” (MiDietaCojea dixit, 30.03)

 Pero quiero hablaros de mi experiencia. Porque quizá así alguien se anima a iniciar una nueva ADiNU, a asociarse o a apoyar a su Junta Directiva. Y sí, tengo sesgo. Muchísimo. Pero no porque nadie me ha pagado con dinero, sino porque lo que he vivido como estudiante se lo deseo a cualquiera.

   No sé cómo me propuse estudiar Nutrición. Pero sí cuándo me enamoré. Cuando pensaba que no sabía nada pero que algún día aprendería algo (pobre de mí) me encontré con una bata y en una plaza, explicándole a una señora porque el zumo de limón por las mañanas no cura el cáncer. “Por lo menos, he sido útil; no sé nada pero he sido útil” y ya está. Estaba enamorado de lo que hacía. Y esas sensaciones no se enseñan en el aula. Ojalá. Ojalá más gente enamorada de lo que hace.

   Ahora que estoy a punto de acabar mi proceso formativo, sólo sé que no sé nada y menos, quizá. Pero sé que el tiempo que he pasado en la facultad lo he invertido y ha servido para que la gente que curse después de mí la titulación lo haga con menos complicaciones de las que yo tuve. Y, de regalo, una formación continuada: porque ADINU sigue organizando jornadas, talleres, participa en ferias de la salud,… Y la gente. Sobre cualquier pequeño o significativo detalle está la gente que he conocido.

  Pero bueno. Este es mi caso. No os fieis de mí. Yo es que soy muy freak. Fiaos de #DNdoEjemplo, #DesorDN, #Work4You, #DNN_ADINU, #OperaciónNavidad, #IIJNDAdinu, #ADINUUNIDA, #DíaDN, #EncuentroFEDNU, #CongresoAniversario, #MesaRedondaFEDNU…. Seguidnos en Twitter y evaluad qué se hace. O en Facebook, y veréis que nos reunimos todas las semanas. No somos demasiada gente, y cualquier apoyo es genial. Este fin de semana nos reunimos en Salamanca, puedes ver qué compartimos si nos sigues en #IIMesaRedonda.


Dudar está de modo. Pero no de esto: los estudiantes también trabajan por la profesión. Lo mejor es que lo hacen sin serlo todavía. Eso es sentimiento. Eso es devoción. Podría traducirse en más apoyo, en más ánimos. Quizá debería. Y se hace con coraje, dando la cara, con valentía, echándose muchos kilómetros encima, lo hacen pasándolas francamente mal en el plano económico (pero claro, de esto último no hay tweet ni publicación, porque en las RRSS se vuelca lo que le interesa al público). Lo hacemos porque sirve para algo. Y si no queréis verlo, podéis comprobadlo mirándonos. O apuntaos y haced que sirva.

 Y no sé lo que merezco yo. Pero sí sé qué merece esa gente repartida por el país. Lo primero, admiración. Ánimos. Que la profesión camine con la frente alta. Respeto. Fuerza. Consideración. Atención. Merece una profesión unida. Que la cohesión de ADINU se contagie. Y ofrece ejemplo gratis para el que quiera tomarlo. Y no merece que tenga que venir yo a decirlo, joder.
Actividad de Educación Alimentaria dirigida a AMPA y a niños (Junta Directa y Socios; Granada, 11/12/2014)

Si me crees y quieres montar tu ADINU, dínoslo. Manda un mail a contacto@fednu.com. O búscanos en las Redes Sociales. Te lo he puesto muy fácil.

Estamos a hombros de gigantes y los que vienen nos harán aún más grandes. Podéis uniros. O no. Podéis empezar a trabajar por la profesión. O no. Asusta, pero es bastante más sencillo de lo que parece. Toda la gente que está ha pasado por ahí. Puede ser tu momento, como fue el mío. O puedes dejar que se coman tu pastel y perder tu oportunidad... O no.

Luis Cabañas ‘Luka’
Exvocal de ADINU Granada, exvocal y exvicepresidente de ADINU Valencia
Secretario de la FEDNU – secretaria.fednu@gmail.com


---------------------------------
Gracias a ti por querer traer tu buen rollo hasta aquí. Cuando sea mayor, quiero ser como tu ;-)
Mucho tendrían que aprender de los y las ADINU los que tenéis por encima. Siempre tendréis un sitio en este blog para contar lo que queráis decir al mundo. Mi pequeño aporte a la ADINU que nunca fui.

13 de abril de 2015

I Jornadas de Nutrición y Dietética de Extremadura (o como predicar con el ejemplo)

Foto de Olga Ayuso

La Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Extremadura no tiene un año. Son diez socios. Diez. DIEZ. Y han montado unas Jornadas con un cartel más que envidiable, de los mejores del año. Y aunque casi mueren en el intento, y me consta que varias veces estuvieron a punto de cancelar el evento, al final pudieron más sus ganas que el viento en contra. Y lo hicieron. Y salió todo rodado. Y lo pasamos más que bien. Espero que en algún lejano lugar, allende los mares, se tome nota. Más actitud, menos cobrar y más trabajar "por la profesión". A poder ser gratis. 

"Trabajar por la profesión" esa frase que unos se ponen en la boca continuamente y otros como Mónica y Aída, simplemente van y lo hacen. Gratis, insisto. Porque cuando cobras no "trabajas por la profesión", trabajas por un sueldo. Matiz.

¿Qué cuanto cuesta la cuota en Extremadura? 75€ al año, sin inscripción. Lloro. 

¿Sabéis que Colegio no ha hecho nunca unas Jornadas en 8 años? ¿Sabéis que Colegio en el Día Mundial del DN fue el único del país que no hizo un solo acto? el que tiene una cuota de 300€ al año y una inscripción de 240€ (eso si que ayuda a la profesión, no te digo...). No les da tiempo, porque están muy ocupados redactando cartas certificadas. Levantad el teléfono, joder, que estamos a dos calles. Encima, no colegiéis a hostias. Feo. Mal. 

Bueno, sigo con lo bonito: fin de semana en Cáceres, ciudad que yo no conocía y me ha gustado mucho. Durante dos días vamos a escuchar a Virginia Gómez (Dietista Enfurecida), a Pablo Zumaquero, a Bárbara Sánchez, a Ruben Murcia, a Juan Revenga, a Beatriz Perez, a Sandra de la Cruz, a Francis Refolio, a Aitor Sánchez (Mi Dieta Cojea), y a Alfonso Bordallo (Muscleblog).  Nos van a hacer fotos y entrevistas para la radio porque tenemos periodista de cabecera, Olga Ayuso. Nos van a invitar a cenar y a comer, y poca broma, ¿eh? menudo menú el de la comida del sábado. Y si, siempre hubo opción vegetariana. Ni siquiera la pedí. Gracias :-).

¿Y quien patrocinaba? estaréis pensando. Empresas locales: una almazara de aceite y Vegenat (cuántas compotas de Vegenat habré servido sin saber que un día me iban a pagar un billete XD!). Patrocinadores muy dignos, sobretodo viendo como está el patio. Otra enhorabuena para la AEXDN.

Si algo no hubo fue censura, a mi me dejaron decir palabrotas (no es mi culpa, es que soy asturiana y hablamos así, por un polimorfismo genético) y a otro que no voy ni a nombrar le dejaron decir barbaridades sobre genes y mezclar huevos con caracoles durante una hora. Casi entramos en combustión espontánea. Así, en masa. Todos juntos. En fin.

Resumen de mi charla
El sábado inauguraron Aitor y Virginia hablando de industria y de OMG y producción ecológica. Debate posterior interesante. Siguió Revenga con dieta equilibrada, que no es lo que estáis pensando, si no más bien el poco equilibrio de la dieta equilibrada tradicional. Yo fui después de comer y cerramos con cocina, Beatriz Perez hablo de alérgenos y nueva normativa y un cocinero vino a hablarnos de lo suyo, que toca tanto con lo nuestro. Me encantó que trajerais a un profesional de la cocina a hablar con DN. Hace falta. Otra enhorabuena más, AEXDN.

Nos fuimos a cenar y enseguida prontito todos a la cama (claro, claro...). Pagariais por saber más de esta parte, pero no va a poder ser. Os dejo el tweet de la enfurecida a las tres menos veinte de la mañana:


El domingo, Pablo dio la charla que me hubiera venido genial escuchar antes de abrir la consulta. Daban ganas de pedirle cita, en serio. Los segovianos, aprovechadlo.

Bárbara tomo el relevo, enfocando a nutrición deportiva. Y mira que me aburre normalmente ese tema, pero ahí estuve, super interesada todo el rato. Es que habla tan bien y lo explica todo tan claro...

Siguió Sandra explicando la carrera de obstáculos que supone para un DN dedicarse a la docencia o la investigación y ya por último Alfonso dando la charla que probablemente no podría dar en ningún otro evento de profesionales sanitarios (dura crítica a...¿todo?) y clausuró Rubén saltándose el programa a la torera para hablar de lo que le dio la gana. Libertad, libertad....

Y tres horas de coche de vuelta a Madrid que se hicieron igual de cortas que a la ida en compañía de Pablo, Bárbara, Virginia y Marc. 

¿Sabéis donde tenemos la próxima cita, no? Nos vemos en Madrid. Ya no queda nada. 

Para la junta directiva de la AEXDN:


 Erase una vez , un incansable luchador..

7 de abril de 2015

"ADELGÁZAME,MIÉNTEME" libro de Juan Revenga

A Juan creo que ya le conocéis todos los lectores habituales de este blog porque de una forma u otra ha estado presente varias veces. Bien por ser mención y link obligado en algún post que tratara temas relacionados con alguno que ya hubiera tocado él en El Nutricionista de la General, bien porque hayáis leído nuestro pequeño affaire con Hero hace no mucho, en el que Juan firmó el post de respuesta a la marca, publicado en esta misma casa.

Eso dejando a parte que como bloguero de nutrición es un poquito más famoso que yo XD! (pero sólo un poquito, ¿eh?) así que doy por hecho que no os lo tengo que presentar.

A mi Juan me cae bien. Creo que es buen compañero, que no se le sube la "fama" a la cabeza, que es asequible siempre y no le duelen prendas a la hora de echar una mano a los de más abajo, y además, también me gustan sus posts y los suelo compartir en el twitter o el facebook del blog. Esto lo digo porque se supone que el post va de hablaros del libro nuevo que ha publicado hace poco, y no quiero que penséis que no puedo ser objetiva por esos hechos. Porque si que puedo. Si algo tenemos en esta profesión es la capacidad de aceptar puntos de vista de otros compañeros con bastante deportividad, y me consta que Juan no es de los que no escuchan o de los que se cree que por estar donde está nadie puede enseñarle nada. En absoluto. Si fuera así (tengo un ejemplo en mente que es justo así y me estoy clavando astillas bajo las uñas para no escribirlo) yo no le dedicaría ni media linea, tenedlo por seguro. Aunque el libro fuera bueno. Y si el libro fuera malo, con no hacer ningún post sobre el, arreglado. Es lo que tiene poder ser parcial. Así que haced caso y leedlo.

El libro, cuyo título "Adelgázame, miénteme" ya es bastante revelador, lleva como subtitulo en la portada "Toda la verdad sobre la obesidad y la industria del adelgazamiento". Lo que a poco que conozcáis la linea del autor, ya nos da bastantes pistas de por donde va a ir.

Lo primero que voy a decir es: Juan, quiero un libro entero sobre la historia de Mesura y de los robots, o más entregas en forma de posts.  

Ahora os explico: el libro tiene cuatro partes y las tres primeras van precedidas de un cuento que en forma de alegoría explica una historia relacionada con el capítulo en cuestión. Eso es algo que me gusta mucho del libro, y mi preferida es la historia futurista o de ciencia ficción cuya protagonista es una robot que se llama Mesura (aunque hace poco honor a su nombre). 

El libro es una obra de divulgación, escrita para población general, con un lenguaje totalmente comprensible. Es normal que los que somos del mismo gremio ya nos lo sepamos casi todo. De hecho, que peligro si no fuera así... pero se ha convertido en una herramienta más de educación alimentaria en mi trabajo

Yo tengo varios libros en la consulta, no libros de esos gordos y con títulos complicados para que los pacientes vean lo lista que soy. No. Tengo libros para prestarles a ellos. Muchos vegetarianos salen de aquí con el "Vegan for life" (si leen en inglés), los de Basulto creo que los presto más yo que Can Sales, el libro de cocina de Macu de Tengo un horno de hecho ahora mismo no sé quien lo tiene, pero que me lo devuelva que está dedicado y firmado... Y con éste ya tengo otro más para prestar. Me parece super útil para el paciente de "a mi la salud me da igual sólo quiero adelgazar" o el de "en tal sitio me daban ampollas mágicas, ¿tu no me vas a das nada para la retención de líquidos?" es justo lo que necesitaba, como si lo hubiera encargado a posta. Además los presto con partes marcadas y subrayadas.

No os chafo el libro si os digo que no propone ninguna solución o dieta milagrosa para adelgazar. A poco que hayáis leído a Juan, eso ya os lo imaginaréis. Además él mismo ya advierte de ello al lector en las primeras páginas de la obra, por si algún incauto lo está leyendo con esa esperanza. El libro más bien explica lo que NO habría que hacer, a quien NO habría que creer y que soluciones NO habría ni que considerar si necesitamos bajar de peso. Pero si que tiene unos consejos finales que empiezan por: 

"Haz las paces con la comida"

Al principio hace un repaso sobre la obesidad y sus locos tratamientos a lo largo de la historia. Para alucinar con algunas cosas, es una parte muy entretenida y curiosa. Aunque luego te paras a pensar en "soluciones" que se proponen hoy en día, como coserse una malla a la lengua o chupar cubitos de hielo y la verdad, tampoco estamos para reírnos mucho.

Después repasa el tema de las dietas milagro y las eficaces estrategias que se usan para vendérnoslas y termina algo más optimista enseñando que hay cosas que podemos hacer que serán buenas seguro, no ya para adelgazar, si no para nuestra salud en general a todos los niveles, sin quitarle al tema la dificultad y complejidad que tiene.


Creo que con esto ya os hacéis una idea de como es el libro. Es ligero de leer y es entretenido, no es en plan tostón ni en plan académico para nada. Yo me lo leí en dos tirones, aprovechando el viaje a Lugo para las Jornadas de la AGDN el mes pasado, y se me hizo corto el vuelo. 

Así que el resumen es que yo recomiendo leerlo, y recomiendo recomendarlo (valga la redundancia) a los amigos y familiares que tengáis que sean adictos a dietas, pastillas, cremas y líquidos adelgazantes. Creo que la operación bikini que nos acecha ya a la vuelta de la esquina, es el momento ideal para empezar su lectura.

1 de abril de 2015

DIETÉTICA SIN PATROCINADORES LLAMA A LA MOVILIZACIÓN CIUDADANA #SanidadDesnutrida


Empezamos abril, que va a ser el mes #SanidadDesnutrida, desde hoy hasta la fecha de la manifestación se publicará un post de apoyo a diario en blogs de diferentes ámbitos que han decidido sumarse a la iniciativa de Dietética Sin Patrocinadores. Blogueros de nutrición, de cocina, de salud, de actividad física, de pacientes, de colectivos, blogs pequeños, blogs consagrados, blogs independientes y blogs con filiación a algún colectivo. 

Todos ellos se han sumado a la petición más que justificada de que de una vez tengamos en la sanidad pública de nuestro país el derecho a ser atendidos por profesionales de la nutrición y la dietética (D-N y TSD).

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, y os esperamos a los que podáis el próximo 10 de Mayo en frente del Ministerio de Sanidad

10/05/2015, 12:00 – Frente MSSSI (Paseo del prado, 18)
¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional!

¿Por qué necesitas Técnicos Superiores en Dietética (TSD) y Dietistas-Nutricionistas (DN) en tu sanidad?

  •    Porque 3/4 partes de las muertes en países desarrollados se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, siendo la alimentación uno de los pilares principales, y en España no puedes acceder gratuitamente al profesional mejor formado para orientarte (1).
  •    Porque en patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, antes de la medicación va la alimentación. Porque nos estamos saltando la prevención y el primer tratamiento por falta de profesionales sanitarios capacitados para aplicarlo.
  •    Porque ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen. Los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas no cuentan con el apoyo del profesional que debería controlar uno de los pilares fundamentales de su tratamiento y ayudarles a hacer su vida más fácil.
  •    Porque tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento, y no hay Técnicos Superiores en Dietética ni  Dietistas-Nutricionistas en atención primaria ni en pediatría.
  •    Porque el 30-50% de los pacientes hospitalizados se desnutren (2), y los profesionales especializados que deberían cuidar de ellos no están presentes en la sanidad pública. Se alargan las hospitalizaciones y la recuperación de esos pacientes se resiente.Y podemos evitarlo.
  •   Porque los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de esas poblaciones (3).
  •    Porque queremos que tengas un profesional de referencia y de acceso libre que te asesore en temas de alimentación,  a lo largo de tu vida y la de los tuyos, adaptando el consejo a tus necesidades en cada momento, con la misma garantía que nuestra sanidad cuida de tu salud en el resto de ámbitos.

¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales?

  En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los Técnicos Superiores en Dietética y los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados en NHyD).  Ambos deberían formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea.

¿Quién se encarga ahora de la alimentación?

  Actualmente las funciones que deberían ser llevadas a cabo por TSD y DN las realizan compañeros ya saturados con sus propias funciones y sin formación específica (personal de enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia con consejos genéricos. La dietoterapia brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales. Y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético temprano.

FALTA ALGO EN TU SANIDAD, PIDE ATENCIÓN NUTRICIONAL ESPECIALIZADA Y APOYA LA CAMPAÑA.

AHORREMOS EN FÁRMACOS Y ATENCIÓN SANITARIA INVIRTIENDO EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA.

En una #SanidadDesnutrida pierdes . Alimenta tu salud.
¿Qué puedes hacer? ¡Difunde y participa!

Moviliza este manifiesto.
Visibiliza tu unión: únete a #SanidadDesnutrida en las Redes Sociales
Participa: esto no va a quedar sólo en una convocatoria. Ya lo verás.
Acude y haz porque todos te acompañen.
Ayúdanos: que, para reclamar lo justo, ¡seamos una sola voz!