>

14 de febrero de 2011

VIVAN LOS BLOGS DE COCINA, PERO... (análisis nutricional del Bundt Cake)


Todos estaréis de acuerdo en que en el último par de años ha habido un boom de blogs de cocina. Me parece algo muy positivo, más allá de porque sea una temática que me interesa a nivel personal, creo que favorecen la elaboración de comida casera y que animan a mucha gente a meterse en la cocina. Y eso siempre es bueno de cara a la salud, puesto  que cuanto menos alimentos industriales y precocinados se consuman, mayor posibilidad hay de llevar una dieta sana. 

Tener unas mínimas nociones de cocina (y aplicarlas) es muy importante a la hora de alimentarse, en muchas casas se dejan de consumir multitud de alimentos, no porque no gusten, sino porque no se sabe prepararlos.  En ese sentido los blogs de cocina dan muchas ideas y resultan una ayuda fácil y asequible, a la vez que un estímulo.

Y otra cosa, están lavando la imagen de la gente que cocina de manera habitual, lo que hasta ahora era cosa de marujas, o de gente sin vida social que no tenía con quien ir a comer una hamburguesa, ha pasado a tener "glamour" y la cocina ha ascendido de "tarea doméstica" a "hobby".

La pastelería es sin duda la temática más posteada de los gatroblogs, y es lógico: son recetas más vistosas, más fáciles de colgar, más fáciles de fotografiar y más atractivas desde el punto de vista de la elaboración (quien más, quien menos prefiere fundir chocolate a picar cebollas). 
Yo cuelgo pocas recetas, y reconozco que es mucho más fácil  colgar postres porque tienen una receta definida, que platos salados que se hacen casi siempre a ojo, sin receta.

Esta tendencia es positiva, ya que cada vez más gente se anima a hacer sus propios dulces en lugar de comprar dulces industriales, de esto no cabe duda ninguna. Pero hay que reconocer que la gran mayoría de recetas llevan cantidades ingentes de mantequilla, azúcar, cereales refinados... vamos, que aunque mejoren la calidad nutricional de la bollería industrial, siguen siendo preparaciones bastante poco recomendables para consumo habitual desde el punto de vista dietético.

Y digo yo, ya que nos tomamos la molestia de preparar dulces en casa ¿porque no procurar que además, no sean bombas lipídico-calóricas?

Para muestra, un botón: últimamente está muy de moda en la blogosfera un tipo de
bizcocho llamado "Bundt Cake", es un bizcocho con agujero en medio del que hay multitud de variantes, pero todas llevan unos ingredientes similares y cambian más bien los aromatizantes y saborizantes. Pues bien, cada vez que veo una receta de Bundt, no puedo evitar pensar en su calidad nutricional, y hoy voy a compartirla con vosotros con un ejemplo:

Ingredientes de una receta cualquiera de bundt-cake, en este caso es de chocolate, sacada de un blog ultraconocido, (no pongo ingredientes como la levadura química, sal, bicarbonato, especias, etc por irrelevantes):
  • 250gr mantequilla
  • 300gr azúcar
  • 90gr cacao
  • 4 huevos
  • 370gr nata
  • 170gr chocolate de fundir

Bien, una porción de 1/8 del bizcocho resultante, y no es una porción muy grande, ya que el molde es mediano tirando a pequeño (18cm) y con agujero, tendría la siguiente valoración nutricional:

  • 913 kcal
  • 11'4 gr proteína
  • 86'7gr de HC
  • 240mgr colesterol
  • 60'2 gr de grasa, de los cuales 34 son saturadas

Supongo que todos veis que es una auténtica barbaridad, de entrada una porción de bizcocho está proporcionando casi la mitad de la energía diaria (eso para una dieta de 2000kcal, haced cuentas para una de 1800kcal, o de 1500kcal...).

¡Y ojo! ¡se trata del bizcocho a palo seco! si empezamos a añadir frostings (de mantequilla y azúcar normalmente), salsas, coberturas... ya es que me dan mareos.

Esas calorías se dividen así:
  • Provenientes de la grasa: 541'8 kcal
  • Provenientes de los HC: 325 kcal
  • Provenientes de las proteínas: 45'6 kcal
La cantidad de grasa también es desmesurada, para una dieta de 2000kcal se recomiendan, como mucho, 750 kcal provenientes de las grasas (preferiblemente mono y poliinsaturadas), esta porción aporta 541'8kcal provenientes de la grasa y de esas 541'8,  306 kcal provienen de la grasa saturada, cuando la recomendación máxima diaria para una dieta de 2000kcal sería de unas 150kcal provenientes de grasa saturada (la porción de bizcocho lo duplica, ella sola).

La ingesta diaria de colesterol se recomienda que sea inferior a 300mgr (en personas sanas), esta porción ya tiene 240mgr.

Además lleva muchísima sacarosa, salen casi 40gr de azúcar  blanco por porción, sin contar la que aporta el chocolate. Lo cual es una pasada se mire como se mire.

Una porción de este bizcocho, tampoco aporta ningún beneficio nutricional especialmente destacable (y si perjucicios, en cambio) así que son 913 kcal vacías.

Realmente ¿es necesario este despropósito nutricional? Solo con cuidar un poco los ingredientes se podría mejorar notablemente. Y la verdad, no creo que el resultado fuese mucho peor a nivel organoléptico como para no considerarlo. Me refiero a cosas como buscar edulcorantes alternativos, preferir aceites vegetales a mantequilla y cambiar parte de la grasa por yogur, zumo, fruta...

Supongo que la mayoría de gente que prepara estos bizcochos, no tiene ni la más remota idea del valor nutricional de los mismos, de ahí este post, que espero que nadie se tome a mal, puesto que no es una crítica, sinó un análisis e intento de toma de conciencia colectiva.

20 comentarios :

  1. Me encantan tus artículos y lo sabes ;)
    Voy a intentar subir más recetas de comer de verdad ^^

    ResponderEliminar
  2. Lucia, i jo publicant un Bundt Cake per l'aniversari de la meva mare. Ara em sento molt mala filla!!jajaja!! :P
    Bé, nosaltres no és una cosa que consumim a diari, ni a la setmana. Ni tan sols al mes. Clar que sí en consumim d'altres que segurament tampoc siguin massa saludables. Però em sento incapaç de renunciar a algun caprici de tant en tant (ja entenc que no et referies a això).
    En qualsevol cas jo segueixo amb la intenció de publicar receptes saludables al bloc. Em fa falta una mica d'orgnaització i ja està!!
    I obviamnet, a mi no em sap gens greu que ens expliquis aquestes coses. Al contrari, jo t'ho agraeixo!!

    Molts petons guapa!! :)

    ResponderEliminar
  3. Buen artículo Lucía, aunque no se yo si te harán mucho caso...pásate por mi blog, te he concedido un premio

    Un bsazo!

    http://pizcadevida.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Lucía, una vez coincidimos!
    La verdad es que yo intento siempre bajar las cantidades de azúcar y manteca, he visto recetas con ingredientes francamente desmesurados.
    Hay un bizcocho muy tradiocional en España, que luego de ver las cantidades astronómicas que lleva de mantequilla y azúcar, tengo claro que jamás me lo pediría en una cafetería, por ciertro que hablo de la Bica.
    En casa, somos muy de poca azúcar, hay muchos de mis postres que ni siquiera la llevan, me encanta usar los productos no refinados y ya sabes, llevo la idea de usar endulcorantes naturales como la Stevia y el Agave.
    Me parece que la gente es libre de publicar sus postres y recetas a su gusto, pero tu blog es de alimentación sana y creo que es muy acertado tu artículo.
    Lo casero siempre tendrá mejor cabida dentro de nuestra alimentación, libre de conservantes, colorantes, etc. Pero tampoco hay que olvidarse de la cantidad de azúcares y grasas que vamos ingiriendo.
    Excelente tu nota, como siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Lucía, un análisis brillante. Siempre me han parecido una locura estas recetas. Actualmente sufrimos una pandemia de obesidad, diabetes y otros males relacionados con la mala alimentación y el sedentarismo, y diría que es irresponsable publicar recetas como esa si no fuera porque la mayoría de las veces sus autores no son conscientes de su impacto negativo. Con un pequeño cambio de mentalidad, a estas personas que tienen tanta habilidad en la cocina no les costaría mucho hacer los ajustes necesarios para que un dulce fuera solo un dulce y no una bomba de relojería.

    Muchas gracias por tu artículo. Yo no me sé expresar tan bien como tú, por eso voy a remitírselo a personas que quiero y a las que me cuesta explicar mi preocupación por la alimentación sana.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Erinna! yo si que debería dar ejemplo y subir recetas "de comer de verdad"...

    Alba, si, sens dubte es una filla horrorosa :P
    Esta clar que la majoría de gent no es realment conscient del valor nutricional de les receptes. per això volia assenyalar-ho, ja que fa temps que hi dono voltes. Es clar que prendre un caprici de tant en tant no té res de dolent, pero tots sabem com son de freqüents les publicacions d'aquest tipus a molts blogs. I encara de tant en tant, hi ha capricis una mica menys exagerats que totes sabem que son igual de bons!. Una abraçada enorme per tu!

    Iratxe, muchas gracias!

    Hola Pizca! segurísimo que no me harán el más mínimo caso, jaja. Ahora me paso por tu casa.

    Kako, precisamente tu eres una de las bloggers archiconocidas que publica menos postres (así a ojo) y más recetas de las "de comer de verdad" (Erinna, puedes empezar a pedir derechos de autor por la expresión!), y además cuando publicas postres son bastante "sensatos". Aunque yas te lo he dicho otras veces, mi enhorabuena. No conozco la Bica, lo buscaré, por lo que cuentas suena de terror...
    Por supuesto que cualquiera es libre de publicar las recetas que le venga en gana! faltaría más! pero como las publican, yo las veo, y puede que no sepan el valor nutricional de lo que están comiendo, o dándole a sus hijos o a abuelos con problemas cardíacos, tal vez con demasiada frecuencia, no sé si me explico. Muchas gracias por tu comentario, un beso!

    Hola Nik! tu si que eres la reina de las recetas equilibradas y apetecibles. Y no seas modesta, escribes muy bien. Yo a veces me lío conmigo misma. Y estoy de acuerdo en que esas personas tan habilidosas serían perfectamente capaces de mejorar nutricionalmente sus recetas sin perder un ápice de palatabilidad, y estoy segura de que no son conscientes de hasta que punto muchos de los dulces son bombas nutricionales. Por eso escribí el post. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Una vez más me quito el sombrero!! siempre tan directa y con tanta verdad en cada palabra. Tu publicación sería una crítica constructiva en más de un blog y en mi receta de fondant vegano también ;). Yo que cada vez que veo una de estas recetas empiezo a hacer cábalas de como veganizarla, hacerla integral y con stevia!!! Es que no es broma pero un trozo de un postre de este tipo a diario es ir cargándote a tu familia poco a poco cada día "lentamente me matas". Sigue así por favor!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Ángela!ya sabes que de tu blog ya he hecho alguna receta y otras las tengo en la recámara.
    El tema es que hacer este tipo de bizcochos, o la Bica que decia Kako (y que amablemente me ha mandado unos ejemplos por mail), las galletas también muy comunes en los blogs a base de mantequilla y decoraciones de azúcar puro y colorante, el fondant, lo cupcakes tan grasos y azucarados con frostings hechos de más mantequilla y azúcar....son cosas que deberían hacerse y comerse en ocasiones contadas y señaladas, y no habría problema (como creo que es tu caso con la tarta de fondant). El problema viene cuando se preparan varias veces al mes (que digo yo, alguien se las comerá en esas casas), o incluso más de una por semana.
    Es necesario conocer el valor nutricional de lo que cocinamos, y conocer las alternativas. Y tener criterio, claro.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Hola Lúcia, he dado con tu blog a través del "TENGO UN HORNO Y NO SÉ COMO USARLO", este post me parece muy acertado y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices...hay recetas que realmente són para mirarlas y no tocarlas...personalmente miro lo que como porque a pesar de comer "bastante" sano tengo tendencia al colesterol, estreñimiento....aunque sigo indagando en la dieta correcta para que mi cuerpo funcione correctamente.
    Evidentemente seguiré a partir de ahora te seguiré.
    petonets

    ResponderEliminar
  10. Hola Núria,bienvenida! muchas gracias por tus palabras. Espero que pronto soluciones esos problemillas, aunque el colesterol, cuando es endógeno (el propio cuerpo lo produce de más) suele requerir medicación, aunque obviamente una buena dieta ayuda. En cambio cuando es exógeno (aportado a través de la ingesta) si mejora fácilmente con la alimentación adecuada. A ver si hablamos un día de ello en un post, que es un problema que tiene mucha gente.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Muy buen artículo, creo que lejos de molestar a nadie invita a la reflexión, porque es verdad que a veces, casero, no significa 100% saludable.

    No suelo hacer magdalenas ni muffins, porque la masa me parece demasiado pesada, ni bizcochos con mantequillas o aceites, tan populares en todas partes, no solo aquí, muchos cakes se empiezan precisamente mezclando mantequillas con azúcar. Tampoco es que haga demasiados pasteles, pero los hago, aunque me gustan más con base genovesa o un simple pa de pessic, con huevos, azúcar y un poco de harina o fécula. Me parecen incluso más suaves y ricos, y a mi gusto no resultan tan pesados. Aunque después les ponga un relleno de crema o nata... jajajaja pero bueno, tampoco hay que ser tan estrictos y de vez en cuando un pequeño placer no hace daño. :-)supongo que, como en todo, el secreto está en la mesura y el equilibrio.

    un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Maduixa! Pues si, el secreto esta en la mesura y el equilibrio. Pero cuando un solo pedazo de bizcocho tiene cerca de mil kcal, es difícil aplicar ninguno de esos términos.
    Otro beso para ti!

    ResponderEliminar
  13. estoy de acuerdo con tu post. Deberiamos de analizar muchas veces los postres que hacemos. Bss.

    ResponderEliminar
  14. yo soy d las que tiene blog de cocina..y leyendote se me ponen los pelos de punta..por que si es verdad que tendemos a utilizar mucha mantequilla y mucha nata..(indispensable en las tartas semifrias de las tengo un monton)..y que me dices de los helados cremosos...nata apunta pala....
    hoy he echo uno de turron..y lo hice con leche desnatada por que me remordia la conciencia..no está tan bueno..tengo que reconocerlo..
    pero todo es cuestion de educar el paladar...
    la semana pasada hice un sorbete de cacao. y chocolate negro.con zumo de naranja..y es espectacular de bueno..y nada mas...ni leche ..ni nata...

    me gusta tu blog..y no me quiero perder nada de lo escribes ..por que me parece muy interesante..

    nos leemos..BSS

    ResponderEliminar
  15. Hola Patri, bienvenida! en realidad la nata no es indispensable en tartas frías, hay por aquí publicada una de fresa que es un ejemplo. Se pueden alternar, para que no sean siempre bombas.
    Ese sorbete tiene una pinta buenísima, voy a verlo con detalle en tu blog!
    Un saludo y gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  16. con los bundt nunca me lo había planteado pero cuánta razón tienes!
    Siempre intento rebajar la cantidad de grasa y azúcar, pero ahora con más razón!

    ResponderEliminar
  17. Hola, solo una cosita queria apuntar y no es para nada por quitarte razon pero la reposteria tambien tiene mucha parte de procesos quimicos entre la levadura, las harinas etc, que cambiando ingredientes cambian la textura y la forma de un postre... hablando como estamos del Bundt por ejemplo.... La mantequilla hay que batirla con la azucar hasta que haga una crema que retenga el aire y que es lo que le da la esponjosidad al postre... con aceite eso no se puede lograr, ni con pulpa de manzana ... hay veces que las yemas no son sustituibles o que el azucar en grano no se puede cambiar por un edulcorante, etc... eso vale para algunas cosas pero para otras no... cuando cambias cosas no estas haciendo el postre especifico, estas haciendo una receta diferente... Lo que uno no puede es comer Buntd todos los dias, ni todas las semanas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es otra receta ¿quien lo discute? es obvio. Sobre el resto, tienes mucha razón en unas cosas, en otras no. Puede que haya técnicas de cocina que no conoces.

      Eliminar
  18. que aburridas son, la vida se disfruta y se vive sin complejos y temores, joder, que una vez cada tanto no les hace daño, es como su matrimonio, necesita de emociones para vivir o se aburre y se apaga.

    ResponderEliminar