>

1 de julio de 2011

ESTUDIO ALADINO Y NUEVA LEY DE SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIÓN

El pasado jueves la ministra de sanidad Leire Pajín presentó los primeros resultados del estudio ALADINO (Alimentación, Actividad física, Desarrollo infantil y Obesidad), se trata de un ambicioso proyecto sobre la pevalencia de la obesidad infantil en España, realizado por AESAN dentro de la estrategia NAOS, para el cual se ha recogido información de cerca de 8000 menores de entre 6 y 9 años de todo el país.
Foto redaccionmedica.com

La buena noticia es que parece ser que la epidemia de obesidad se ha estabilizado. Si comparamos los resultados con los de otro estudio similar realizado hace once años (el estudio EnKid) veremos que la prevalencia del sobrepeso solo ha subido un punto, del 30'4% de Enkid al 31'4% de ALADINO.

La mala noticia es que las cifras de sobrepeso infantil siguen absolutamente disparadas:


  • El 45'2% de los niños entre 6 y 9 años tiene sobrepeso.
  • El porcentaje de 45'2% se divide en un 26% de sobrepeso y un 19'2% de obesidad
  • La obesidad es más prevalente en los niños (22%) que en las niñas (16'2%), mientras que el sobrepeso afecta de manera similar a ambos sexos (26'3% en niños y 25'9% en niñas)

Además el estudio ofrece otros datos bastante significativos:
  • La obesidad infantil es más frecuente en las familias con menos recursos. Aquellos hogares con ingresos mensuales inferiores a 1500 euros brutos tienen un 50'1% de niños con exceso de peso, mientras que este porcentaje se reduce a 39'5% para los niños que forman parte de familias con ingresos mensuales brutos superiores a 2500 euros.
  • Los niños que comen en el comedor escolar tienen menor tasa de sobrepeso, el 43%, que los que comen en casa, con un 47'6% de sobrepeso. Una vez más constatamos que una parte importante del problema es la educación de los padres.
  • El estudio también señala que el 56% de los niños con consolas u ordenadores en su habitación padecen sobrepeso. La verdad es que este dato me lo esperaba más alto.
  • Nos colocamos en el 4º lugar de prevalencia de la obesidad infantil en Europa, por detrás de Portugal, Italia y Malta. 
La prensa nacional se ha hecho eco de los resultados de este estudio, lo podéis leer en El País o en la web de RTVE, por ejemplo.


Es evidente que el gobierno es plenamente consciente de que estas tasas de sobrepeso constituyen un problema de salud pública, que además se agravará con los años cuando todos esos niños empiecen a sufrir las complicaciones propias de la obesidad (diabetes, hipertensión, problemas de desarrollo, problemas hormonales, patologías articulares, patologías cardiovasculares, etc).

Precisamente una de las medidas de corrección y prevención puestas en marcha recientemente es la nueva LEY DE SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIÓN, aprobada por el congreso el pasado 16 de Junio y en vías de aplicación.

Es una ley ambiciosa, no exenta de puntos controvertidos. Falta ver hasta donde se va a llevar realmente a cabo, pero a grandes rasgos parece positiva. 
La AEDN, en su boletín mensual nos ofrece este resumen de los puntos más importantes de la nueva ley, copio los puntos que me parecen más significativos, pero podéis leerlos todos en el enlace:

  • Se prohíbe la venta de alimentos y bebidas con alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares en las escuelas infantiles y centros escolares. Estos contenidos se establecerán mediante un reglamento.
  • Los colegios deberán ofrecer menús infantiles que respondan a un correcto equilibrio nutricional y menús especiales para celíacos.
  • Se declaran los centros escolares como espacios protegidos de la publicidad.
  • Las empresas alimentarias deberán realizar registros que permitan a la Administración comprobar fácilmente el contenido de ácidos grasos trans en sus productos.
  • Se elaborará una Estrategia de la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad (NAOS), que priorizará las medidas dirigidas a la infancia, adolescencia y mujeres gestantes.
  • Se prohíbe cualquier discriminación directa o indirecta por razón de sobrepeso u obesidad.
  • Se prohíbe la aportación de testimonios de profesionales o científicos, reales o ficticios, o de pacientes reales o supuestos como medio de inducción al consumo en la publicidad de alimentos.
  • Se regula la publicidad de alimentos destinados a los menores de 15 años.

Aplaudo especialmente la prohibición de usar médicos u otros profesionales sanitarios para hacer publicidad avalando las bondades de un determinado producto. Esta prohibición incluye también a actores disfrazados de médicos y a testimonios de pacientes. Es un tipo de anuncio que me pone de los nervios.

Sobre el tema de la venta de porquerías en las escuelas, habrá que ver si no contratacan los padres metiéndoles el bollo y el refresco en la mochila desde casa ya que no lo van a poder adquirir en el cole. Miedo me da...
Foto El Mundo.
Estoy ansiosa porque empiece el nuevo curso para ver como van tomando forma todas estas medidas. 

¿Qué os parecen a vosotros? 

8 comentarios :

  1. Los datos impresionan, la verdad, somos el cuarto país en obesidad infantil. Es un tema preocupante y pienso que mucho tiene que ver con el poco interés de algunas personas por la comida y la alimentación. Es importante la información, como la de tu blog, para alimentarnos bien. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Linda! los datos son muy alarmantes, y lo peor es que por muchas iniciativas y esfuerzos que se hagan, no remiten.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Mira Lucia no me extraña...el otro día mientras me tomaba mi cafetito en el bar, ví como una madre (para no aguantar el berrinche de su niña) le compró para desayunar una bolsa de patatas fritas...bueno bueno me quedé pasmada!!!
    me ha parecido muy muy interesante... ver que pasa...
    petonets

    ResponderEliminar
  4. Jo tampoc suporto quan fan passar actors per metges i més si després els veus a la tela, això no és publicitat enganyosa?
    A veure si tenim sort amb els nostres nens.
    Petons i gràcies per la informació.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lucía, he estado muy liada y no he podido publicar pero no dejo mis visitas a mis blogs favoritos. Las cifras de sobrepeso en la población infantil son alarmantes pero esto es no solo por mala alimentación sino por la falta de ejercicio. ¿Hay en esta ley algún punto que trate sobre los menús especiales para alérgicos?. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  6. Hola Núria! situaciones como la que comentas son muy habituales, así estamos...

    Hola Mónica! la llei va més enllà, no només no es podrán emplear en publicitat actors vestits de metge, tampoc en poden emplear metges reals, ni pacients donant testimoni! Segur que els vostres nens no están gens mal alimentats, amb lo bé que cuinau i lo molt que us agrada!

    Hola Iratxe! la ley solo obliga a ofrecer menús aptos para celiacos. En cuanto a menús para alérgicos solo la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid tienen decretos que obligan a ofrecer estos menús en centros público y concertados, en los centros privados y en el resto de CCAA queda a criterio del centro hacerlo.
    Ojalà que pronto dejéis de tener impedimentos para comer en el cole!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo como tu, esperar a ver cómo se aplica esta ley, aunque reconozco que es en casa donde está el mayor problema. y es que las charlas de educacion alimentaria hay que darsela a los padres también, no solo a los niños, que al final no son los que hacen la compra ni la comida...y también lo que más me llamó la atencion fue lo de los médicos en los anuncios, que tampoco me gusta nada de nada...
    Gracias por la información,
    Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Rosilet! pues si, pensamos lo mismo. Educación nutricional para los padres ya!

    ResponderEliminar