>

8 de diciembre de 2011

QUE LA NAVIDAD NO ACABE CONTIGO, consejos dietéticos para sobrevivir a las fiestas.


Hoy, 8 de Diciembre empieza "oficialmente" la navidad, o esa es la idea que me ha quedado a mi desde pequeña porque en mi último cole de EGB, el día 9 montábamos el belén en el hall y decorábamos todos los pasillos (si, fue antes de que alguien se planteara lo de los símbolos cristianos en coles públicos). Y como esa es mi mayor experiencia en lo que a parafernalia navideña se refiere, me he quedado con la referencia: la navidad empieza mañana, por mucho que los supermercados lleven desde mediados de Noviembre con la mitad de las estanterías atiborradas de turrones.


No sé donde leí hace un par de días que una comida navideña típica rondaba las 2500kcal, así que no es de extrañar que los españoles ganen de media 3kgs antes de Reyes.

Voy a tirar un poco de archivo del blog, porque creo que los consejos del año pasado siguen sirviendo este año, y añadiré alguno más, porque con los años me voy volviendo más pesada :P

Es normal que haya un aumento de peso colectivo durante las fiestas si atendemos a la multitud de compromisos en forma de comilonas que se suelen tener en apenas 15 días entre reuniones familiares, cenas de empresa y demás.

A eso súmale el alcohol, que en estas fechas se consume con algo más de alegría de lo habitual y los dulces típicos que son verdaderas bombas calóricas. Una sola caja de polvorones podría acabar con el hambre en África... y ahí los tenemos presidiendo sobremesas durante un mes, junto a los turrones y mazapanes que no son precisamente dulces ligeros.

Para las personas que están a dieta suele ser un poco difícil compaginar su plan de comidas con los acontecimientos sociales propios de estas fechas, y para las que no, también resulta difícil que su peso y salud no salgan maltrechos de esta maratón pantagruélica que se nos avecina. No en vano es la época de más ingresos por coma etílico, empachos en niños y mayores, úlceras abiertas, descompensaciones de glucosa en diabéticos, subidas de tensión, etc.

Dietistas y pacientes asumimos que la segunda quincena de Diciembre no se va a perder peso al ritmo habitual, ni a controlar el colesterol o la sal los hipertensos, y nos contentamos con que no se gane peso, o al menos no más de un kilo, ni se agraven otras patologías de tratamiento dietético.  En general con bastante poco éxito, todo hay que decirlo. Y es que el "un día es un día" en este caso se convierte en "un día tras otro" y tiro por que me toca.

Incluso en los hospitales, con el tema de los menús especiales, se nos hace difícil mantener el criterio dietético a raya estos días,¡así que imaginaros fuera!

De todas formas, se pueden tomar algunas "precauciones" para no cargarse los beneficios de una dieta equilibrada, sin dejar de disfrutar de las celebraciones:


LOS DÍAS CLAVE

-No os saltéis ninguna comida, no hay que llegar a la celebración con ansiedad o más hambre de lo normal.

-Tampoco es aconsejable saltarse comidas posteriores. Si os habéis “pasado” en la comida de Navidad, haced una cena más ligera, pero cenad.

-Intentad seguir caminando y haciendo ejercicio durante las vacaciones.

-Ojo con el alcohol, entre cava, vino y licores se pueden llegar a ingerir muchas calorías sin darnos cuenta. Una copa de licor de alta graduación, tipo orujo, coñac o whisky, tiene más de 200kcal por cada 100ml y el anís casi 300. Los licores dulces se acercan a las 400kcal. Todas ellas son calorías vacías y con conocidos efectos adversos, como por ejemplo el aumento de los triglicéridos y el daño hepático.
Es mejor preferir el vino, siempre con moderación.

-Llevad chicles sin azúcar para controlar la ansiedad, sobretodo en las largas sobremesas con todas las bandejas de turrón alrededor.

-Comed una manzana u otra fruta un rato antes de la celebración, así os llenaréis antes comiendo menos, y no llegareis con tanta hambre al evento.


EN LOS ENTRANTES:

  •  Coged un plato y servios todo lo que vayáis a comer. De esta forma seréis conscientes de las cantidades y será más fácil moderarse que si simplemente vamos picando lo que nos apetezca.
  • Preferid aquellos entrantes a base de vegetales (ensaladas, crudités…) o de marisco (los no veg).
  • Tomad con mucha moderación los que sean a base de hojaldre, pasta o similar, los que tengan salsas (mayonesa, bechamel, salsa rosa…) y los embutidos y quesos curados.
  • Descartad las aceitunas y frutos secos, pero no los encurtidos, que son vuestros amigos. Cebolletas, pepinillos y demás son una opción de picoteo ligera.

EN LOS PLATOS PRINCIPALES:

  • Comed raciones pequeñas, son comidas largas y seguro que no os quedareis con hambre.
  •  Servios poca salsa.
  • Preferid las guarniciones a base de verduras en lugar de las farináceas (patata, arroz, pasta, hojaldre…)
  • Si necesitáis comer pan, que sea solamente un trozo pequeño.
  • Los de alimentación tradicional, si podéis elegir, preferid las carnes blancas (pollo, pavo, capón, pularda, conejo) y el pescado a las carnes muy grasas (lechona, cordero).

EN LOS POSTRES:

  •  Si se sirven bandejas de dulces, elegid una pequeña porción de vuestro preferido y nada más. Tanto turrones como mazapanes y demás rondan las 450-500 kcal por cada 100gr, además de ser enormemente ricos en grasas y azúcares. No son desde luego dulces para tomar en grandes cantidades, y menos después de una comida copiosa.
  • Preferid los postres a base de fruta fresca: macedonias, frutas cortadas, sorbetes, brochetas de fruta variada... o los preparados a base de lácteos magros como requesón, cuajada, queso fresco... 
  • También son más saludables las frutas desecadas como higos, ciruelas o orejones que la típica bandeja de turrones. No es una mala idea servir con los cafés una selección de frutas frescas cortadas combinadas con fruta seca y algún fruto seco tostado,  en lugar del típico surtido navideño.

Os dejo la propuesta de menú navideño vegano de Igualdadanimal de este año, que no solo de pavo, cordero y besugo al horno se hacen los menús festivos. Seguro que más de uno saca alguna idea!

Mi colega Imma ha escrito también un post  en su blog Ompli't de Vida con un montón de ideas buenísimas para pasar una navidad saludable. Os recomiendo visitarla, ¡os va a gustar!

¡Sólo me queda desearos que disfrutéis mucho y que no os pille la huelga de pilotos!



NOTA: no sé si os habréis fijado en que ha cambiado la URL del blog, ahora es www.dimequecomes.com. En principio todo se redirecciona solo, pero si alguien tiene problemas con los feeds o cualquier otra cosa, basta con que actualice la URL.

33 comentarios :

  1. Muchas gracias por todos lis consejos, muy útiles, de verdad. Pasa unas felices vacaciones. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Linda! ya me gustaría, pero no tengo vacaciones! seguiré por aquí estos días. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Lucia quina por la foto del Pare Noel amb aquells ulls!! espero que avui cap nen vagi a parar al teu blog, jajjaja!

    Recordo aquests consells de l'any passat, molt útils! Jo he de dir que últimament ni per festes fem menjars copiosos. Em sembla que des de que els meus avis no fan els dinars, la cosa ha anat a millor a nivell calòric!! :P

    Molts petonets guapa i merci pel post!

    ResponderEliminar
  4. Abans que res, no, no m'havia fixat que havies cambiat la URL.
    Prenc nota de les teves recomanacions, ja m'he espantat només de llegir-les!!!
    Bon cap de setmana.

    ResponderEliminar
  5. Moltes gràcies per les recomanacions. Tinc por dels dinars a casa de ma mare, només amb l'aperitiu ja n'hi hauria prou, però ella insisteix any rera any en continuar amb un primer, segon, postres i com no, torrons!! Sense paraules!!
    Veig que recomanes fruita fresca com a postre. Fa molt vaig llegir que la fruita es digereix molt ràpid i que després d'un àpat es perden les seves vitamines ja que està molt de temps a l'estòmac amb la resta d'aliments i fermenta o alguna cosa semblant. Em va semblar raonable i sóc reàcia a menjar fruita de postres, però no sé si és realment cert.
    Petons

    ResponderEliminar
  6. Lucia moltes gràcies pels consells, venen mooolt be molt petons

    ResponderEliminar
  7. A mi me interesa saber también el tema de la fruta... antes o después de comer?

    ResponderEliminar
  8. Hola Alba! estic segura de que fareu una menús deliciosos y raonables! ja ens els ensenyaràs!

    Hola Mònica! no fan tanta por! en realitat tot es de sentit comú!

    Hola Orange y Gon! estos mitos sobre la fruta carecen de evidencia científica. La fruta no fermenta en el estómago puesto que no queda arriba separada del resto de alimentos, en el estómago se mezcla todo. Y respecto al valor nutricional de la fruta, es el mismo se tome cuando se tome. Os dejo un link: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/adulto_y_vejez/2005/05/27/142294.php
    Y desde luego, después de una comida copiosa es mucho más aconsejable un postre de fruta fresca que una amalgama de manteca de cerdo con azúcar o cualquiera de los densos dulces navideños. Y mucho más fácil de digerir y por supuesto con mucho más valor nutricional.

    Solo hay que dejar de tomar fruta de postre si a nosotros en concreto nos sienta mal. En caso contrario no hay ningún motivo para dejar de tomarla.

    De res Núria!

    ResponderEliminar
  9. En casa somos muy conscientes de los riesgos de estas fechas, mi padre sufrio un infarto cerebral la noche del día 1 al 2 de enero hace ya unos años, lo supero pero con muchas secuelas, desgraciadamente falleció unos años después. Celebramos las fiestas como todo el mundo pero no falta algún plato de verdura, y entre los dulces suele haber frutas secas. No terminamos con todo, simplemente queda para la comida del día siguiente. Voy a ver ese menu.
    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo cada año acorto mucho las comilonas, las que no me queda más remedio que comer lo hago con moderación, pero no cada día es fiesta por lo que sigo a regimen, y siempre hay fruta y verdura en las comidas navideñas. Gracias por los consejos, los tendré presentes. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Gracias por los consejos Lucía, son muy útiles :)Nosotros somos más bien de comer poco y no de hincharnos hasta reventar. De todas formas aumentaré un poco el tiempo de entrenamiento estos días para compensar los posibles excesos. Bss

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Lucía, por esta entrada tan interesante. La verdad es que a mí no me importaría coger unos kilinos, ja,ja, que bien me vendrían, pero no de cualquier manera... ;) Personalmente, no suelo tener problemas en Navidad (ni en banquetes en general)por este tema, disfruto mucho con la comida pero tengo tope y a partir de ahí no llego mucho más lejos. Me gusta hacer los turrones y mazapanes en casa, ¡qué ricos! pero luego los como con mucha moderación sin planteármelo siquiera. Además, con el tiempo me estoy haciendo cada vez menos golosa. La manteca de cerdo, ni olerla, siempre me ha repugnado un montón.
    Una confesión al margen: Esta arañina que aparece de vez en cuando por aquí abajo ¡me pega cada susto! Y como de una vez a otra se me olvida... siempre estoy igual ;D
    Besos

    ResponderEliminar
  13. muchas gracias por tus consejos, la verdad que suelo poner remedio. No tomo licores ni nada de eso, suele caer alguna copita de vino pero poco mas y si te digo un secreto los postres de navidad no se pq. pero no los como casi nada. Y en casa el dia 8 es cuando empieza la Navidad oficial. bss

    ResponderEliminar
  14. jajjajjajjaja, es que me he muerto de la risa al ver ese viejo pascuero con esos ojos, muy divertido y ad-hoc.
    Bueno, nosotros en casa no celebramos estas fiestas, salvo con una cena "mejorada", por así decirlo, pero en el sentido que nos permitimos algunos placeres que no entran a la mesa durante el resto del año, tampoco creo que sean excesivos en calorías, tomamos un entrante de mariscos, un plato de fondo de carne, pero magra, en ración pequeña (por lo cara) y el postre es siempre en base a una fruta exótica.
    No comemos ninguna de esas bombas como turrones, polvorones o mantecados, no somos parte de tradiciones y fuera de un pan de pascua que pretendo hacer no hay más.
    Yo creo que la mayoría de las personas sube de peso porque están muy ligadas a tradiciones familiares, el sentarse a compartir una mesa, con la familia, amigos y que tiene que estar atiborrada de cosas, muchos compromisos sociales, etc.
    No es nuestro caso y siempre hemos escapado de ello, por lo mismo la pasamos los dos solos y sin abrazos ni espumantes en las copas.

    Un beso Lucía.

    ResponderEliminar
  15. A tu, Orange!

    Hola Heva! vaya, siento muchísimo lo que le ocurrió a tu padre! yo estoy intentando hacerle ver al mío que debería cuidar un poco más su dieta, pero me ignora bastante... :(

    Hola Caty! estoy segura de que en tu casa se hacen unos menús sorprendente y muy imaginativos, y igual que Heva debes hacer unas presentaciones chulísimas. Espero que nos pongáis fotos!!

    Hola Lydia! por "pasarse" un día o dos con la comida o la bebida, no pasa nada. El problema es la gente que entra en esa espiral el 10 de diciembre y no sale hasta Reyes. Así que tampoco debéis preocuparos mucho!

    Hola Pan&Amor! si al final todos los que os pasaís por aquí sois los que menos necesitáis "controlaros", jaja. La araña vigila el blog cuando yo no estoy, para que nadie haga maldades :P

    Hola Luisa! a mi tampoco me hacen ninguna gracia los dulces de Navidad, son taaaan empalagosos... prefiero cualquier cosa de chocolate negro!

    Hola Kako!tu como yo, la navidad la vemos pasar de lejos, jeje! yo de hecho me ofrezco voluntaria para currar los días clave, porque se que a mi compañera le hace ilusión celebrarlo y a mi me importa tanto trabajar el 25 de diciembre como el 3 de abril...somos unas desarraigadas sin alma!!

    ResponderEliminar
  16. Fantastic!! Seguir els teus valusos consells!!!

    ResponderEliminar
  17. Lucía, yo no trabajo esos dias porque lo hago en una librería, pero mi marido se ofrece y de hecho trabaja las dos fiestas, nadie lo entiende!!!
    Una consulta, que cosa es el capón?
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Una abraçada Mglòria!

    Kako, el capón es un tipo de pollo.

    ResponderEliminar
  19. Un post molt interesant! com sempre. Tot i que sóc una fan incondicional de l Nadal t'haig de dir que sóc de les que menjo molt oc, només de veure tant menjar a sobre de la taula ja no tinc gana, i els dolços de Nadal tampoc m'agraden masses, així que no abuso molt (per no dir gens) molts petonets solet!

    ResponderEliminar
  20. Ainssss, pues yo suelo pasarme esas noches, aunque la verdad es que el año pasado no lo hice muy mal, comi esas dos noches de excesos pero los demás dias "me porté bien", comiendo ligerito (mucha fruta, verdura, nada de bolleria industrial), para intentar compensar un poco. Eso si, nada de dejar de comer, sino comer ligerito. Este año a ver como sale la cosa,...porque tengo cenas importantes que hacer, aunque en restaurantes vegetarianos pero son menus degustación, en los que me temo pondrán mucha cantidad,...en fin, espero que estas navidades no puedan los kilos conmigo!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Judith! si ja ho dic jo, que els que ho llegiu sou els menys compte heu de parar!!

    Hola Pequeña! menús degustación vegetarianos! que suerte! aprovecha, aprovecha!

    ResponderEliminar
  22. ¡qué buen post! y muchas gracias por el enlace al menú vegano de navidad.

    ResponderEliminar
  23. Ai, Lucía quina por aquest Pare Noel!!!??? Ara el veuré cada vegada que vagi a menjar aquest Nadal!!
    Per sort, jo també sóc de les que menjo poc. Molt de mirar i parlar però poc torró. Així, i tot, molt interesants els teus consells! Vaig a posar-me al dia que fa dies que estava off!
    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias Mivegablog!

    Hola Paula! aquest Pare Noel es massa!! estic contenta de "veure't"!

    ResponderEliminar
  25. Yo creo que tus consejos los tenemos muy presentes, ahora tenemos que ponerlos en práctica, con lo que cuesta, pero se intentará. Bss.

    ResponderEliminar
  26. Et prometem que ho intentarem... però es tan difícil no caure en la temptació! jejeje
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  27. No suelo coger peso en navidad, quizás ayuda que los turrones y los polvorones no son lo mio, y si cae uno es mucho. Lo encuentro todo tan extremadamente dulce...
    Las comidas en casa cada vez son más "ligeras", creo que ayuda que seamos pocos, un aperitivo casi siempre de marisco, ensalada con fruta fresca y frutos secos y un segundo (carne o pescado) casi siempre al horno. Nuestro postre favorito en las fiestas, la piña. Pero creo que todos comemos de más en las fiestas, aunque lo intentemos.
    Me apunto tus consejos y ya me he descargado el menu vegano, me encantan algunas de las propuestas!

    ResponderEliminar
  28. Hola María y Sandra! si yo ya sé que no me vais ha hacer ningún caso XD!

    Hola Eva! tus costumbre son todo un ejemplo a seguir!

    ResponderEliminar
  29. Para mi la navidad también empieza ahí, bueno, más bien durante el puente, porque es cuando aprovechábamos en casa a poner todos los adornos, ir a ver juguetes y todas esas cosas...
    Muy buenos consejos. Aunque no suelo excederme mucho siempre está bien tenerlos en cuenta. Y hablando de postres, mi madre suele hacer piña rellena, mezclando otras frutas y sirviéndola después dentro de la misma cáscara con un poquito de sorbete de limón por encima...mmhh rico y ligero, entra de maravilla después de la cena :)

    ResponderEliminar
  30. Oye, pues ese postre que hace tu madre me parece genial! debería patentarlo!

    ResponderEliminar
  31. Un post molt encertat Lucia (jo també n'he fet un, jiji).
    És cert que en aquests dies de festes ens tornem bojos i mengem com si fos l'últim que anéssim a fer en aquesta vida i del beure, millor no en parlem.
    A veure si s'agafa una miqueta de consciència, així l'esforç de gener no haurà de ser tant gran.

    Imma.
    http://omplitdevida.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  32. Hola Imma! ja sabem que la gran majoria no ens faran gens de cas, jaja!

    ResponderEliminar