>

15 de julio de 2012

NIÑOS VEGETARIANOS III: bebés y alimentación complementaria

Setas salteadas con brotes de soja y guisantes para Gaia. Foto de Minerva
Tal y como hemos recalcado, la OMS recomienda lactancia materna exclusiva hasta los seis meses del bebé, a partir de ese momento se inicia la alimentación complementaria, que consiste en empezar a ofrecer otros alimentos al niño, aunque la leche materna siga siendo todavía el principal sustento del bebé.

Es decir, que primero se ofrecerá el pecho (o biberón en caso de que tome leche maternizada) y después el resto de alimentos.

El calendario de incorporación de alimentos que se usa habitualmente en bebés sirve igualmente para bebés vegetarianos, simplemente en lugar de ofrecer carne y pescado se ofrecerán alimentos como el tofu triturado, las legumbres sin piel, los frutos secos hechos crema, y el huevo y los lácteos si se sigue una dieta OVL.

Los alimentos se irán dando de forma escalonada, así se podrá valorar la tolerancia del bebé. Se puede ir ofreciendo un nuevo alimento al día, empezando por una cantidad muy pequeña y observando que no hay reacciones adversas.

Aunque estamos acostumbrados a ver esos calendarios estrictos en los que se indica exactamente que alimentos introducir cada mes y en que orden, la verdad es que no existe ningún motivo para seguirlo. Lo importante es que laincorporación sea paulatina para valorar la tolerancia del niño. 


Es decir, no pasa nada si damos primero los cereales y luego la fruta, o al revés, o si empezamos por las hortalizas, o si le damos primero el huevo o las lentejas.
¡June preparó las salchichas DQC para sus hijos!
Las texturas también deben adaptarse de forma progresiva a la capacidad de masticación del bebé. No hay porque dar solo papillas, hay alimentos que se pueden ofrecer en trozos sin triturar como el plátano, la zanahoria y la patata cocida, el brócoli, fruta blanda, la pasta grande, el pan, etc.

Hay bebés que no toman nunca papillas, es  una alimentación que se conoce como BLW (baby-led weaning), merece la pena leer al respecto porque es un sistema interesante. 
De todos modos, cualquier opción es adecuada, e incluso una mezcla de ambas que incluya tanto papillas y purés como alimentos en trozos. 

La dieta del bebé debe conformarse de una amplia variedad de alimentos, distintos cereales, frutas, verduras y hortalizas de todo tipo que varíen con la temporada, legumbres, semillas, frutos secos... y excluir en la medida de lo posible los alimentos superfluos, que deberán reservarse para consumir de manera esporádica o en ocasiones especiales. Me refiero a alimentos como los dulces, golosinas, chocolates, refrescos, galletas, patatillas, zumos y bebidas azucaradas, etc.

Es importante que las fuentes de grasa en la alimentación del bebé sean saludables, así que  priorizaremos la grasa del aceite de oliva, los frutos secos y el aguacate.

Además añadiremos a su comida una pizquita de sal yodada.

Aunque venimos señalando que las opciones para alimentar correctamente a un bebé son muchas y no hay porque ceñirse a encorsetados calendarios y normas, es importante señalar que algunas opciones alimentarias no son recomendables en bebés y niños muy pequeños por ser muy restrictivas.
Dietas como la crudívora/crudivegana, la frugívora o la macrobiótica muy estricta pueden ser deficientes en nutrientes afectando al desarrollo y no se recomiendan a estas edades. La ADA especifica este punto claramente en su Informe de Posicionamiento sobre Dieta Vegetariana (link al final del post).

Arroz con hamburguesa vegetal, y ensalada de tomate, pepino y nueces para Bernat. Foto de Júlia.

¿Y qué pasa con el hierro si no come carne? primero recordemos que las tasas de anemia ferropénica en personas vegetarianas son similares a las de personas no vegetarianas, a pesar de que el hierro de los vegetales es de peor absorción (hierro no hemo).  La ingesta de fuentes vegetales de hierro acompañadas de fuentes de vitamina C aumenta la absorción de este mineral, así que parece probable que la mayor ingesta de vitamina C de la dieta vegetariana supla la menor biodisponibilidad de hierro en la dieta.

El bebé, mientras siga tomando leche materna, recibe de ésta una parte del hierro que necesita, si además nos aseguramos de que consume alimentos ricos en hierro como las legumbres, el tofu, las papillas enriquecidas y los frutos secos triturados junto a frutas y verduras (vit C), el riesgo de que presente anemia es similar al de bebés que siguen la dieta tradicional.

Sólo se debe suplementar el hierro cuando el pediatra así lo aconseje o exista una anemia diagnosticada. Y siempre en la dosis y formato que indique el pediatra.

¿Deben tomar algún suplemento?  Cuando la ingesta de leche materna disminuye, es imprescindible suplementar la B12 directamente al bebé vegano o OVL con un consumo bajo de alimentos de origen animal, existen suplemento en gotas muy fáciles de administrar. 
Consideraremos "consumo bajo" menos de dos raciones diarias. En un niño una ración sería medio vaso de leche, un huevo, un yogurt y medio, 100gr de queso fresco o 25gr de queso semi. Insisto en que es preferible suplementar a abusar de estos alimentos desplazando la ingesta de otros nutrientes importantes.

Hasta los dos años es además prudente suplementar o tomar alimentos enriquecidos en vitamina D, especialmente si hay poca exposición solar. 

Personalmente, y aunque no hay todavía consenso en el tema, por precaución suplementaría también el DHA en el período de crecimiento. En este caso elegiríamos los suplementos fabricados a base de microalgas, perfectamente aptos en una dieta vegetariana o vegana.

El suplemento de vit D y el de DHA son muy comunes también entre bebés no vegetarianos, así que no hay que llevarse a engaño pensando que los bebés vegetarianos toman muchos más suplementos. De hecho existen en el mercado numerosos suplementos para bebés que incluyen en un mismo producto la vit D y el DHA, y os imaginaréis que no los fabrican pensando en vegetarianos.

Para terminar, os voy a copiar una reflexión de Maria Blanquer sobre alimentación infantil :
Si, tal y como señalan los expertos, le ofrecemos a nuestros hijos leche materna (o de fórmula) “a demanda”, ponemos a su alcance exclusivamente alimentos “alimentos”, predicamos con el ejemplo comiendo “comida” y permitimos que su sabio metabolismo guíe su apetito, es muy poco probable que presenten carencias de cualquier nutriente.

Hervido de patata, brócoli y zanahoria con aceite de oliva para Daniela. Foto de Claudia.
Los posts de esta serie están ilustrados con platos de comidas reales del día a día de niños veganos y vegetarianos, cedidos amablemente por su padres y madres. ¡Muchas gracias! 
Si sois padres/madres de un niño vegetariano o vegano y queréis colaborar con alguna foto para ilustrar próximos posts, estaré encantada. Podéis usar el mail lucia@dimequecomes.com 
Así no nos quedamos en la teoría, porque seguro que más de uno está pensando "ya bueno, ¿¿pero estos niños que comen??". Pues ya lo veis :-)

Posts anteriores:
-Niños vegetarianos I : visión general
-Niños vegetarianos II: embarazo y lactancia


Postura de la Asociación Americana de Dietetica : Dietas vegetarianas
-Manual de nutrición pediátrica de la AEPED
Dietas vegetarianas: implementación en la infancia y la adolescencia
Recomanacions per l'alimentació en la primera infància (0-3 anys). Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya
Sección de Nutrición de la Unión Vegetariana Española

23 comentarios :

  1. Mira que son interesantes tus posts sobre niños vegetarianos. No sabía que se suplementaban también los omnívoros, fíjate (es que de niños no tengo mucha idea) y es el dato que más me ha gustado... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, si que le suplementan, si. Eso sin contar lo suplementadísimas que vienen todas las papillas para bebés!

      Eliminar
  2. Me ha parecido un post muy interesante, sobre todo el calendario de incorporación de los alimentos y ver que no tienen que ser tan estrictos como se nos hace ver. También me ha gustado mucho la explicación del hierro y la vitamina C. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este post sobre todo por una razón, carezco de instinto maternal y mucha gente me plantea que haría con la alimentación de mis supuestos futuros hijos, es algo que ni me planteo pero sostengo que la elección es personal, pero yo no cocinaría ningún animal para ellos, ahora les remitiré a tu post para que me dejen en paz (cómo le gusta a la gente juzgar a los demás).

    Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la utilidad que le has encontrado! un abrazo!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Damian, tu comentario era puramente publicitario, por eso te lo he borrado.

      Eliminar
  5. Que interesantes tus entradas sobre alimentación de niños vegetarianos!!

    Por si alguna mamá o papá lo lee y le interesa, añadir que los frutos secos se pueden introducir primero troceados o molidos y cuando son mayores enteros, porque son duros y si se toman enteros pueden ser peligrosos, y esa es la razón por la que muchos pediatras dicen "a partir de los 3 años".

    Supongo que daría para 3 entradas enteras (je je) pero el tema de la soja en niños... tienes opinión? hay estudios? (ya sabes, hay quien dice que mejor dar poquita, hay quien dice que mejor no dar hasta el año, o que mejor fermentada...)

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente Júlia, por eso los he listado junto a las legumbres y demás poniendo lo de "hechos puré".
    Sobre la soja, mi opinión personal es que se puede incluir tranquilamente dentro de una dieta equilibrada, de hecho la misma ADA dice que a partir del año se puede dar tanto leche de vaca como la de soja fortificada como bebida habitual además del agua. Con el tofu, el tempeh, el miso, los yogures de soja... yo no le veo problema, la verdad. Insisto en que dentro de una dieta equilibrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ui, no había visto que ya habñias puesto lo de "hechos puré"... ejem...
      Gracias por lo de la soja... es que he oído "recomendaciones" de todo tipo.

      Eliminar
  7. Si que son un poco rígidos con el calendario de comidas, no se que me diría su pediatra si no hubiera introducido los alimentos (o le hubiera dicho que lo había hecho)si estaba escandalizada porque le había dado arroz antes de tiempo y cuando me dijo pero legumbres no ¿verdad? yo le dije que no ¡claro! pero desde el principio he sustituido la patata por arroz o garbanzos para espesar los purés y así añadir más nutrientes :), por cierto, los frutos secos le encanta al canijo, teniendo cuidado de que no se atragante con ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que engañando a la pediatra eh? jaja
      De verdad, que no hay que ser tan estricto con eso del calendario!

      Eliminar
  8. Hola Lucía! Nosotros acabamos de empezar con la alimentación complementaria, por lo que aún sin ser vegetarianos, este post me ha parecido muy interesante! Si me ha dado la sensación de que mi pediatra de Osakidetza (Servicio de salud público vasco) tiene mucha prisa por meter de todo, incluida la carne, en estricto orden y a su manera. Así que como decía Heva en su comentario yo también le cuento mentiras piadosas. Gracias por la información!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro muchísimo de que te sirva Nagore!

      Eliminar
  9. Ya he leído en otro blog lo de BLW, creo que es interesante dejar que los niños prueben comida y conocer gustos nuevos para ver lo que realmente les gusta o no. Nosotros comencaremos con la alimentación complementaria dentro de un mes aproximadamente y ya tengo muchas ganas de verlo comer cosas nuevas. Esperemos que sea algo divertido.

    Un saludo,
    Lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia, pues desde quí mucha suerte con la BLW, espero que nos cuentes como te va!

      Eliminar
  10. Genial artículo, como siempre. Por curiosidad, ¿por qué las legumbres sin piel? ¿No las pueden digerir bien o es que se atragantan con ellas? ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, al quitarles el hollejo (la piel) las legumbres son más fáciles de digerir y provocan menos gases. Por eso, al empezar a introducirlas es mejor que primero sean sin piel y más adelante ya pasar a las legumbres enteras.

      Eliminar
  11. Hola Lucía! Sólo puedo decir, gracias,gracias y gracias, por este fantástico blog!!!! Soy vegana y tengo un bebé de 6 meses, desde que me quedé embarazada me he sentido incomprendida, juzgada, confusa, triste................ y leer tu blog me ha ayudado mucho, la normalidad es una dulce sensación que añoro...:S jejeje. No dejes de escribir nunca porque estoy segura de que no soy la única a la que has dado aliento en este tortuoso camino. Espero que llegue el día en el que no tengamos que justificar más nuestro profundo amor y respeto a todos los animales del planeta. Un abrazo y un beso enoooooooooooooormes :))))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Narkoliva, bienvenida por aquí!
      Me alegra muchísimo que te haya podido servir un poquito las cosas de este blog, muchas gracias por contarlo. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Lucía! Sólo puedo decir, gracias,gracias y gracias, por este fantástico blog!!!! Soy vegana y tengo un bebé de 6 meses, desde que me quedé embarazada me he sentido incomprendida, juzgada, confusa, triste................ y leer tu blog me ha ayudado mucho, la normalidad es una dulce sensación que añoro...:S jejeje. No dejes de escribir nunca porque estoy segura de que no soy la única a la que has dado aliento en este tortuoso camino. Espero que llegue el día en el que no tengamos que justificar más nuestro profundo amor y respeto a todos los animales del planeta. Un abrazo y un beso enoooooooooooooormes :))))))))

    ResponderEliminar
  13. Hola! gracias por las aclaraciones, me encanta tu blog!!!Una pregunta, que dosis seria necesario de b12 para niño de 4 años?sabes alguna marca en concreto para niños? si come huevos i algun yogur de tanto en tanto y le doy la vitamina, no tendra " sobredosis"?, uyuyuy cuantas preguntas! perdona, estoy perdida.

    ResponderEliminar