>

4 de mayo de 2014

SALSA DE BRÓCOLI Y ALMENDRA


Últimamente pongo pocas recetas, a ver si me enmiendo porque hacer posts de recetas me gusta. Además he aprendido a escribir en las fotos, me lo ha enseñado Laura, una colega de profesión que vive en las otras islas, y tengo que amortizarlo. Resulta que no sois todos tan buenos fotógrafos, ¡¡es que hay unos programillas de la leche que lo hacen todo solos!!

La receta de hoy es muy básica y fácil, lo que me hizo pensar que os podía gustar es que se la di un día a Tere, así de palabra y ella la hizo y le encantó, me dijo que nunca se le había ocurrido usar el brócoli así, de manera que por si acaso no es la única, os la voy a contar a todos.

Ésta es una salsa fácil de hacer y que se puede congelar muy bien. Le va mucho a platos de pasta (mejor integral), mezclada con arroz o couscous y si la hacemos espesa incluso sirve de dip. Y bueno, creo que con pescado blanco del sosainas también puede quedar bien, para los que lo consumís.

Con estás cantidades sale salsa para 4 raciones como la de la foto de arriba:
  • Media cebolla blanca
  • Un puerro mediano
  • Un ajo
  • Unos 300gr de brócoli
  • 60gr de almendras
  • Unos 200-300ml de bebida de almendra (o de soja, o caldo, o leche, o agua)
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Sal, pimienta y nuez moscada

En primer lugar le damos al brócoli un hervor, cortado en arbolitos. Bastan unos 3 minutos, no hace falta que se cocine demasiado porque luego volverá al fuego. Si lo enfríamos rápido en agua fría o hielo, conseguiremos que mantenga el color verde más vivo.




Trituramos las almendras en una picadora (también podéis usar almendra de la que viene ya molida), sólo hay que poner las almendras junto con un poco del líquido elegido y triturar hasta que forme una pasta. Yo lo hago con almendra cruda con piel, pero da igual si es pelada o tostada. Es la primera foto.




Mientras tanto en una olla sofreímos la cebolla, el puerro y el ajo bien picados. Cuando ya están blandos les añadimos la pasta de almendra (segunda foto) y lo removemos unos minutos a fuego fuerte para que la almendra se tueste y dé mejor sabor. Si lo hacéis con almendra tostada, simplemente mezclad bien y ya está.




Con otra parte del líquido trituramos el brócoli que habíamos hervido brevemente, yo lo hago con un túrmix normal de lo más básico, pero si tenéis aparatos más sofisticados, adelante. A mi no me gusta que quede muy triturado, prefiero que tenga textura, pero eso a vuestro gusto. Es la tercera foto.




Añadimos el brócoli a la olla donde tenemos el sofrito y la almendra y removemos bien. Si está demasiado espeso le vamos echando algo de líquido hasta que quede con una consistencia que nos guste. Lo condimentamos con la sal, la pimienta y un poco de nuez moscada y dejamos que haga chup-chup unos minutos. Cuarta foto.



Aquí, si a alguno no le gusta que la salsa tenga trocitos, lo puede triturar ahora todo junto, pero yo creo que es mucho mejor que no sea una crema ni un puré, pierde toda la gracia.

¡Ya está lista para comer! Con pasta y espolvoreada de levadura de cerveza está increíble. El queso también le pega muy bien, si sois queseros.


INFORMACIÓN NUTRICIONAL

Es apta para veganos, salvo que se use leche de vaca y se le añada queso, en ese caso sería apta para ovolactovegetarianos. La salsa es apta para celiacos, evidentemente si la hacemos con pasta no, salvo que sea una pasta especial sin gluten, pero si la usamos con arroz o sobre patatas al horno es perfectamente apta.

Aporta 200mg de calcio por ración (aprox el 22% de las necesidades diarias de una mujer adulta).

La receta da para cuatro raciones, por ración hecha con bebida de almendra sin azúcar añadido (la salsa sola, sin la pasta):

Kcal
194
HC
20'4g
Proteína
7,1g
Grasa
11'2g (saturada 1g)
Fibra
5,7g

No dejéis de visitar a mi amiga Tere que ha hecho su versión de este plato.

17 comentarios :

  1. Me encanta, me encanta y me encanta. Ya tengo cena pa esta noche.

    ResponderEliminar
  2. Que rica Lucía, con lo que me gusta el brócoli! Me ha encantado la idea, es una forma original de comerlo. Y lo de escribir en las fotos también genial, tengo que aprender a hacerlo, para un blog queda muy mono jeje Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es super fácil Ester!! yo también pensaba que debía ser algo complicadísimo!

      Eliminar
  3. A mi también me gusta que publiques recetas, ¡ésta está buenísima, esta mezcla de brócoli y almendras me ha encantado!, es como un pesto y ahora que ha mi peque le gusta el brócoli, la voy a hacer :). Yo también aprendí a escribir en las fotos;p pero lo del manejo de los programas lo tengo pendiente. ¡Muchas gracias por el paso a paso en imágenes!. Un besote.

    ResponderEliminar
  4. También me gustan tus artículos ;). Más besos.

    ResponderEliminar
  5. Rica recetas, me gusta mucho porque son ingredientes que no suelo usar para las salsas. Pero son más sanos y nuevos, qué más se les puede pedir.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho! Yo hago salsas parecidas usando tanto brócoli como coliflor, y mi novio que no es muy amante de esas verduras se las come sin rechistar :). Son deliciosas con pasta integral, o untadas sobre buen pan...

    Por cierto, me encanta la cabecera nueva, mis felicitaciones al artista ;).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho la receta! Tomo nota porque tengo una hija vegana a quien le va a encantar cuando se la prepare!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. hola guapa! quant de temps que no empassava. El bròquil és l'únic vegetal de la família de les cols que tolero. Té molt bona pinta i segur que és molt sana! ;) petonets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Judiiiiith!!! Holaaaa!!!!! queda molt bó, de veritata, tu tasta-ho! a més segur que li afegeixes el teu toc personal i ho fas 10 vegades millor encara!

      Eliminar
  9. Me ha gustado mucho la receta!.El brócoli está rico de cualquier manera, y en salsa tiene una pinta estupenda. Muchas gracias!!.Un saludo!

    ResponderEliminar