>

4 de diciembre de 2014

COCINA SOLAR ¿SABES QUÉ ES?, de Alberto Garcia

Hoy tengo nuevo invitado, además con un tema del que estoy segura que muchos no habréis oído hablar en la vida. No os sintáis mal, yo tampoco sabría nada de cocinas solares si no fuera por él. 

Muchas gracias Alberto por pasarte por aquí a contarnos :-)

Horno solar casero

La cocina solar es una tecnología que nos permite cocinar sólo con la luz del sol. Pero tranquilos, no se lleven las manos a la cabeza todavía. El día que está nublado no hace falta comer crudo, ni te verás obligado a cenar siempre ensaladas. La cocina solar es un complemento ideal para nuestros hogares, que nos permitirá cocinar cualquiera de los numerosos días de sol que tenemos al año en casi toda España. No conozco a nadie que se haya desprendido de su querida vitrocerámica por haberse hecho con un horno solar. Y es que no hace falta. Por supuesto, este tipo de cocina no consume ningún tipo de electricidad o gas, no contamina, y es totalmente ecológica y sostenible.

Existen varios tipos de cocinas solares, con diferentes principios de funcionamiento. Los hornos solares, o cocinas solares de acumulación, que funcionan gracias al efecto invernadero creado por un cristal sobre una caja térmicamente aislada. Las cocinas parabólicas, o de concentración, que funcionan de manera similar a una lupa de grandes dimensiones, concentrando la luz gracias a su geometría. Y cocinas solares plegables, de panel, que tienen algo de concentración, y permiten aprovechar la acumulación creando el efecto invernadero si además usamos una bolsa de horno. Aunque últimamente se está empezando a ver también un nuevo tipo de cocina solar hecha con tubos de vacío. Tecnología punta, oiga.

En una cocina solar se puede preparar cualquier plato, salvo frituras. Aunque en una cocina de concentración sí podremos freír. Los platos estrella en un horno solar son los guisos y los asados, aunque podemos hacer desde repostería hasta un arroz o unos macarrones. Algunas recetas que se pueden llegar a hacer las podéis ver aquí y aquí. Hay varios blogs con más recetas solares, aunque lo mejor es ir probando; si un negado para la cocina como yo le ha cogido el truco, cualquiera puede.



Los tiempos de cocinado varían en función de las condiciones atmosféricas, del tipo de cocina empleada y de su potencia. En general, en una cocina de tipo panel el tiempo está entorno a 3 o 4 veces el tiempo convencional. En un horno solar casero entre 2 y 3 veces, y en modelos comerciales algo menos. Las cocinas más rápidas son las parabólicas, que tardan prácticamente lo mismo que en una cocina eléctrica o de gas. Es interesante señalar que, a pesar de los tiempos mayores, es un método de cocina desatendida que no requiere de nuestra atención ni presencia. Únicamente tendremos que introducir los ingredientes, y olvidarnos de ella hasta que nuestra comida esté lista para servir.

Una de las mayores ventajas de la cocina solar es que te puedes construir una tú mismo, con una mínima maña y habilidad. Si quieres ver algunas guías de construcción, entra aquí. Mi recomendación es comenzar con un horno de acumulación, por facilidad de utilización y construcción. Además en internet encontrarás docenas de vídeos, tutoriales, documentación y fotos para inspirarte. Aunque si lo tuyo no es el bricolaje y las manualidades, también puedes comprar una, de entre cierta variedad comercial.

¡Ah! Y muy importante, recuerda usar en la medida de lo posible un recipiente negro para cocinar. ¿Imaginas por qué debe ser negra la olla que uses?

Sobre el aspecto nutricional, se pueden aplicar los mismos principios que con cualquier cocina lenta a baja temperatura (salvo con las parabólicas). Aunque podemos tener la precaución de utilizar tapas negras para cocinar, de manera que no perdamos los nutrientes fotosensibles. En cualquier caso, ¡seguro que este tema lo puede explicar Lucía mucho mejor que yo!

En definitiva, es una alternativa ecológica, divertida, sana, económica y entretenida para cocinar. Y si pensamos en zonas de países empobrecidos, lugares sin acceso a la energía o personas con problemas para pagarla, es mucho más que eso. 



9 comentarios :

  1. Gracias por la oportunidad de dar a conocer la cocina solar en tu blog Lucía. Me quedo aquí sentadito en un rincón, por si viene alguien y quiere preguntar algo en los comentarios que yo pueda responder.

    ResponderEliminar
  2. Introduje un comentario que creo que no aparece. Por sí acaso, repito.

    Me gusta mucho este post! Supe de los hornos solares por mi cuñada, que colabora en proyectos en países con pocos recursos, y me pareció una idea de Lo más interesante y necesaria.
    Como no soy muy manitas tendré qué pensar bien antes de atreverme a fabricar uno, pero todo se andará.
    Existe un mínimo de horas de sol directo para que sea viable su funcionamiento?
    Enhorabuena por el post (un acierto darlo a conocer) y por el blog entero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el tema de la cocina solar en el ámbito de la cooperación al desarrollo da para un artículo exclusivo. Es una tecnología muy apropiada en muchos casos.

      Para usar un horno solar, sobre todo si es casero (no comprado), necesitas unas 4h de Sol para poder hacer muchas recetas. Si no estarías muy limitada. Lo ideal es tener un balconcito o terracita orientado al sur, sureste o suroeste.

      Si vives por Madrid, suelo realizar cursos en los que te ayudaré a fabricar un horno y verás que fácil es. Yo te animo a que lo intentes, busca información, fotos, vídeos por internet. Hacerse un horno solar de cartón está chupado, y te aseguro que podrás cocinar multitud de recetas. De más está decir que puedes contactar conmigo para cualquier duda, estaré encantado de ayudarte: https://cocinasolar.wordpress.com/contacta/

      Eliminar
  3. mara meva nena!!!! crec que no ho havia vist mai, és una passada! m'encantaria tastar alguna cosa cuinada així. petonets guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Catalunya hi teniu la primera empresa espanyola que va aparèixer al mon de la cuina solar: Al Sol (alsol.es)

      Segur que hi ha demostracions per la vostra terra.

      Eliminar
  4. Que interesante, super ecológico!! Una vez vi un horno solar en la feria ecológica de Porreres y me llamó mucho la atención. Gracias por compartirlo!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla.
    Había oído hablar de las cocinas solares pero no me imaginé que se pudieran hacer incluso guisos o asados, que de hecho son el plato estrella. Yo creía que era nada más para calentar comida ya hecha.
    Muchas gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te imaginas hasta que no las has visto en acción. Un guiso hecho en cocina solar no tiene rival, te lo aseguro. En YT encontrarás vídeos de recetas solares de todo tipo, sobre todo en inglés.

      Eliminar
  6. Yo años atrás, cuando iba de campamento y no llevábamos camping gaz, pillábamos latas de comida y la calentábamos en verano dejándola al sol cubierta por una camiseta negra. En cinco minutos o menos estaba bien caliente!!!

    ResponderEliminar