>

23 de abril de 2015

Y EL ESTUDIANTE TAMBIÉN, de Luis Cabañas

En primer lugar, quiero agradecer a Lucía la oportunidad de publicar este post en su blog. Porque sí. Porque viene un pequeño tirón de orejas y algo de publicidad encubierta. Entre tanta pelea sobre si Técnicos Superiores en Dietética, Dietistas – Nutricionistas, auxiliares y hasta celadores siempre nos dejamos lo que han sido en su comienzo: estudiantes. Y lo siento, pero no voy a dejarlo pasar más.

Delegaciones de ADINU Valencia, Granada, Zaragoza y Castilla y León en el cierre del #CongresoAniversario (Valencia, 31/03 a 02/04 de 2014)
“Soy de ADiNU”

Quizá has oído que alguien lo dice. Pero en realidad no hemos sido nunca demasiadas las personas que podemos hacerlo. Creo que puedo estar orgulloso de llevar cuatro años diciéndolo.

“¿ADINUR? ¿ACNUR? ¿ADqué?” Un poco de contexto

ADiNU es la Asociación de Dietistas – Nutricionistas Universitarios. Es decir, estudiantes del Grado en Nutrición Humana y Dietética. Estudiantes que representan a sus compañeras. Estudiantes que van antes de las clases, o se quedan después o se las saltan. Actualmente, están creadas ADiNU Alicante, Castilla y León, Euskadi (no activa), Granada, Murcia (no activa), Valencia y Zaragoza.
Y como somos así se creó la FEDNU: Federación Española de Dietistas – Nutricionistas Universitarios. Engloba todas las ADINU, las coordina, trabaja en líneas comunes, ayuda a las de reciente creación, se nutre de la experiencia de las más veteranas y, en resumen, insufla ganas y energía al conjunto de las representantes estudiantiles.
Hace justamente un año, celebrábamos el décimo aniversario de ADINU Valencia, la primera de todas.

“Eso no sirve para nada. Para qué gastas tu tiempo. Pero, ¿era necesario?” Listopelotas everywhere.

Siempre lo he oído. Y me he reído. Palmaditas en la espalda y a otra cosa.

Hay gente que es así. En lugar de pensar que su tiempo en la universidad se puede aprovechar, creen que se gasta y desperdicia. ¿No es un planteamiento algo tristón? Prefiero pensar que el tiempo siempre se invierte. Y cada uno lo invierte donde buenamente pueda, y si es trabajando por los demás, ¿qué problema hay? Además, cada minuto invertido en ADINU me ha servido.

Es necesario, porque en una profesión que aún no es conocida la titulación es despreciada. Lo siento, pero es así. Y si en algún momento se ha despreciado la carrera estando ahí ADiNU, ésta se ha revuelto con uñas y dientes. Y ha hecho lo que ha podido. ¡Entonces tendréis muchos socios, todo el mundo querrá ser de ADiNU! (Se preguntará Lucía, la inocente) Pues… Bueno, quizá no todo el mundo pueda permitirse 10€/curso. Y lo entiendo. Luego hay otra gente, de la que no destaca por lo inteligente, que no le sale de los bolsas escrotales. Aunque suponga un descuento en la formación de FEDN, CGDNE o el Colegio Oficial o Asociación de la comunidad (entre otras cosas). Pero es que no, y es que no.
 Y esto se ve más después que durante, ¿eh? Ojalá hubiera estado en ADINU. Bueno, no será que no te avisamos. Tienes el valor de admitirlo. Ahora hay que participar de otro modo.
 
Representantes estudiantiles durante la #IMesaRedonda (Madrid, 14 - 16 Noviembre 2014)

“Si no estás en ADINU estás perdiendo el tiempo” (MiDietaCojea dixit, 30.03)

 Pero quiero hablaros de mi experiencia. Porque quizá así alguien se anima a iniciar una nueva ADiNU, a asociarse o a apoyar a su Junta Directiva. Y sí, tengo sesgo. Muchísimo. Pero no porque nadie me ha pagado con dinero, sino porque lo que he vivido como estudiante se lo deseo a cualquiera.

   No sé cómo me propuse estudiar Nutrición. Pero sí cuándo me enamoré. Cuando pensaba que no sabía nada pero que algún día aprendería algo (pobre de mí) me encontré con una bata y en una plaza, explicándole a una señora porque el zumo de limón por las mañanas no cura el cáncer. “Por lo menos, he sido útil; no sé nada pero he sido útil” y ya está. Estaba enamorado de lo que hacía. Y esas sensaciones no se enseñan en el aula. Ojalá. Ojalá más gente enamorada de lo que hace.

   Ahora que estoy a punto de acabar mi proceso formativo, sólo sé que no sé nada y menos, quizá. Pero sé que el tiempo que he pasado en la facultad lo he invertido y ha servido para que la gente que curse después de mí la titulación lo haga con menos complicaciones de las que yo tuve. Y, de regalo, una formación continuada: porque ADINU sigue organizando jornadas, talleres, participa en ferias de la salud,… Y la gente. Sobre cualquier pequeño o significativo detalle está la gente que he conocido.

  Pero bueno. Este es mi caso. No os fieis de mí. Yo es que soy muy freak. Fiaos de #DNdoEjemplo, #DesorDN, #Work4You, #DNN_ADINU, #OperaciónNavidad, #IIJNDAdinu, #ADINUUNIDA, #DíaDN, #EncuentroFEDNU, #CongresoAniversario, #MesaRedondaFEDNU…. Seguidnos en Twitter y evaluad qué se hace. O en Facebook, y veréis que nos reunimos todas las semanas. No somos demasiada gente, y cualquier apoyo es genial. Este fin de semana nos reunimos en Salamanca, puedes ver qué compartimos si nos sigues en #IIMesaRedonda.


Dudar está de modo. Pero no de esto: los estudiantes también trabajan por la profesión. Lo mejor es que lo hacen sin serlo todavía. Eso es sentimiento. Eso es devoción. Podría traducirse en más apoyo, en más ánimos. Quizá debería. Y se hace con coraje, dando la cara, con valentía, echándose muchos kilómetros encima, lo hacen pasándolas francamente mal en el plano económico (pero claro, de esto último no hay tweet ni publicación, porque en las RRSS se vuelca lo que le interesa al público). Lo hacemos porque sirve para algo. Y si no queréis verlo, podéis comprobadlo mirándonos. O apuntaos y haced que sirva.

 Y no sé lo que merezco yo. Pero sí sé qué merece esa gente repartida por el país. Lo primero, admiración. Ánimos. Que la profesión camine con la frente alta. Respeto. Fuerza. Consideración. Atención. Merece una profesión unida. Que la cohesión de ADINU se contagie. Y ofrece ejemplo gratis para el que quiera tomarlo. Y no merece que tenga que venir yo a decirlo, joder.
Actividad de Educación Alimentaria dirigida a AMPA y a niños (Junta Directa y Socios; Granada, 11/12/2014)

Si me crees y quieres montar tu ADINU, dínoslo. Manda un mail a contacto@fednu.com. O búscanos en las Redes Sociales. Te lo he puesto muy fácil.

Estamos a hombros de gigantes y los que vienen nos harán aún más grandes. Podéis uniros. O no. Podéis empezar a trabajar por la profesión. O no. Asusta, pero es bastante más sencillo de lo que parece. Toda la gente que está ha pasado por ahí. Puede ser tu momento, como fue el mío. O puedes dejar que se coman tu pastel y perder tu oportunidad... O no.

Luis Cabañas ‘Luka’
Exvocal de ADINU Granada, exvocal y exvicepresidente de ADINU Valencia
Secretario de la FEDNU – secretaria.fednu@gmail.com


---------------------------------
Gracias a ti por querer traer tu buen rollo hasta aquí. Cuando sea mayor, quiero ser como tu ;-)
Mucho tendrían que aprender de los y las ADINU los que tenéis por encima. Siempre tendréis un sitio en este blog para contar lo que queráis decir al mundo. Mi pequeño aporte a la ADINU que nunca fui.

1 comentario :

  1. Buenas Luís lo primero felicitarte por la publicación.
    Yo voy a comentar mi experiencia desde que formo parte de ADINU Alicante. Aquí, en Alicante, ADINU llevaba varios años inactiva y siempre desde que comencé mis estudios de grado he escuchado la idea o el proyecto de retomar la asociación, pero por desgracia nunca se pudo llevar a cabo.
    Una noche me encontré sentado frente a mi ordenador conectado vía Hangout con la FEDNU, unas semanas más tarde ya teníamos creada la nueva Junta Directiva e iniciando todos los trámites burocráticos, en mis pensamientos surgían ideas como “Donde me he metido”, “Esto es un follón”, “no tengo tiempo….”; pero nuestras ganas e ilusión, sumado al apoyo incondicional de todas las demás ADNIUs y a la FEDNU nos refuerzan para seguir continuando.
    Hoy me encuentro sentado en tomando mi café para iniciar el camino a Salamanca, y los pensamientos que me vienen son totalmente contrarios a los iniciales, desde que soy de ADINU he aprendido a buscar huecos en una agenda bastante llena, a saber que estamos ayudando a nuestros compañeros del grado y a luchar por y para ellos. Pero el pensamiento que con más fuerza suena en mi mente es “PORQUE NO HE SIDO DE ADINU ANTES”.
    Muchas gracias a todos!

    ResponderEliminar