>

31 de agosto de 2015

LO QUE HAY QUE COMER PARA MORIRSE ANTES, de Marc Casañas (casi todo) y Lucia


Queríamos hacer un post sobre el etiquetado y sobre como interpretar la información que nos presentan estudiadamente escrita sobre los miles de envases que están a nuestro alcance a cada paso, pero vimos que ya hay muchos y muy buenos artículos sobre el tema, así que hemos optado por acercaros un punto de vista distinto.

No sabemos lo que es una “pauta nutricional saludable” universal. Así de claro, y vaya por delante. No sabemos cual es la mejor opción de alimentación para todo el mundo. Sospechamos que hay muchas maneras de llevar una alimentación sana y que lo que las caracteriza a todas, más que lo que tienen, es lo que no tienen.

Hay algo que sí sabemos: sabemos que cosas, sin lugar a dudas, no son saludables, es decir, aquellas cuyo consumo de forma mantenida en el tiempo aumentan tu posibilidad de enfermar reduciendo tu calidad de vida, y que cuando las excluyes de tu alimentación, dejan de lastrarte sin suponer ningún perjuicio. De este tema ya habló Óscar Picazo y también lo hemos comentado en este blog.

Y resulta que acabamos siempre en el mismo sitio: productos ultraprocesados

La idea que comparte cualquier persona que haya leído sobre el tema y ponga su aprendizaje en práctica, es más o menos esta: a más alejado de centros comerciales y supermercados, más fácil es no hacer elecciones alimentarias superfluas. Se habla de “elegir alimentos que no tengan etiqueta”, y aunque podríamos discutir sobre ello y poner algunos matices, es una buena idea como punto de partida para elegir la comida. 

Pero aunque algo es algo, está claro que nos quedan aún muchas decisiones ¿no? Porque aunque nos pongamos en la tesitura anterior (la de no comer cosas con etiqueta) aún nos encontramos con esto y sin saber quien tiene la razón:


Ovoláctos
Veganos
Mediterráneos
Evolutivos
Carne
Carne
Carne
Carne
Pescado
Pescado
Pescado
Pescado
Huevos
Huevos
Huevos
Huevos
Cereales
Cereales
Cereales
Cereales
Lácteos
Lácteos
Lácteos
Lácteos
Legumbres
Legumbres
Legumbres
Legumbres*
*Aunque hay gurus paleo que ya defienden las legumbres.., entended el cuadro como una simplificación para ejemplificar, sin más.



Vamos a dar por hecho que los cuatro humanos del cuadro de arriba, con estilos de vida distintos, llevan todos una alimentación saludable. Aún así hay cosas que unos comen y otros no, y eso en solo estos seis items (hay más). No hay ni uno de esos seis grupos de alimentos en el que coincidan todos. Lo hemos hecho a propósito, los que si coincidirían, no los hemos puesto: frutas, verduras, hortalizas, aceite de oliva virgen extra (pero no aceites refinados) y frutos secos

Ahora ya tenemos la parte común a todos ellos, y ¡oh sorpresa! todo podría venderse sin procesar y sin etiqueta, con excepción del AOVE que si lleva un procesado por pequeño que sea.

También coinciden los cuatro en que lo que  parece no tener sitio en ningún estilo de vida saludable son los productos ultraprocesados. Tengan todas las vitaminas y sellos que quieran. 

Anda, a ver si vamos a acabar con las guerras entre bandos dietéticos ahora... ¿y a que nos vamos a dedicar entonces en twitter?


¿Por qué hemos elegido esta forma de explicarlo? Porque la industria puede hacer y deshacer. Y aunque cambien y recambien la normativa, siempre habrá “algo” que dejarán a su favor. Como dice Aitor al final del post enlazado a continuación, “nos la van a seguir colando”

Entonces, ¿qué nos recomendáis para los que ya tendríamos bastante con aprender a leer etiquetas y desmenuzar los azúcares añadidos en los hidratos de carbono, tipos de grasas y su procedencia…?

Pues, para cortar por lo sano en este juego del gato y el ratón, que está además tan desequilibrado (salimos perdiendo de lejos), unas reglas sencillas:

  • Comprar en el mercado local favoreciendo productos de temporada 


  • No dejarse guiar por la moda de centrarse en los nutrientes de forma exclusiva. Por ejemplo, la moda del omega-3. Dicho de otro modo: para morir más rápido, céntrate principalmente en los nutrientes, no en los alimentos.
  • Beber agua cuando se tenga sed.
  • Hacer que la base de la dieta sean frutas, verduras y hortalizas.
  • No hacer caso de los mensajes de salud de ningún/a asociación, estamento gubernamental, empresa o consenso científico sin conflictos de interés declarados (tengan o no). Algunos/as os intentarán convencer de que la obesidad es principalmente culpa de la baja actividad física de la población y que calculando las calorías que uno ingiere puede añadir bollería y coca-cola dado que no hay suficiente evidencia para excluirlos
  • Comer según nuestras señales de apetito y saciedad (salvo que ya las tengamos totalmente desquiciadas y sea necesario reprogramar), y si uno quiere salsa de tomate que la haga él o ella misma y conociendo todos los ingredientes y controlando la cantidad de ellos que añade (por ejemplo la sal). 
¡Pero todo eso es muy difícil! ¿Y si en vez de preocuparnos tanto comemos cualquier cosa y hacemos ejercicio para compensar?

Cada persona es libre de llevar a cabo la mejor estrategia o la que más le convenga, pero Staffan Lindeberg responde muy bien a vuestra pregunta con otra:

¿Quién quiere ser normal? Se refiere a por qué la sociedad occidental tiene un riesgo “normal” de sufrir accidentes cardiovasculares, tanto cuidando lo que añade al plato como e-qui-li-bran-do su dieta con ejercicio, es decir. siguiendo los consejos de salud "oficiales" el riesgo cardiovascular aún sigue ahí. No tiene sentido. ¿No sería mejor añadir a nuestros hábitos de vida el movimiento como pauta inherente para reducir el sedentarismo? tal y como predica una y otra vez Sergio Peinado, dando ejemplo haciendo videoblogs caminando por los parques de Madrid. Aunque os hará falta entrenamiento previo para hacer su reto de 80.000 pasos por Manhattan, avisados estáis. ¿Y eliminar al máximo posible todos aquellos productos que sabemos positivamente que no nos aportan nada bueno y si bastante malo? qué no,¡que no hay que comer de todo!


¿Podremos conseguir así un riesgo menor al estándar de morir por cualquier causa? ¿Salirnos de la norma de hacer ejercicio para “mantenernos”? ¿"mantenernos" dónde?

Tampoco es que sea un punto de vista que hayamos inventado nosotros, ya lo mencionó el Dr. David L. Katz, director del Centro de Investigación Preventiva de Yale en 2014. Pero seguro que a nosotros nos hacéis más caso :-)
                                                               Katz, 2014

Y siempre nos queda la frase de Michael Pollan “come alimentos, no demasiados, la mayoría plantas”. Quizás algunos quedéis decepcionados por estas sencillas ideas tan poco concretas, pero para otros menesteres ya hay deidades propias.

¡Ah si! ¿y las etiquetas? pues cuántas menos, mejor (sí, como el alcohol y el azúcar añadido)

¡Saludos!
Nos dió la idea del post el último párrafo de este otro de Mapping Ignorance.

14 comentarios :

  1. Me gusta el post. Sencillo y claro.

    La viñeta final es lo más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es super descriptiva del momento actual y las nutrimodas, si..

      Eliminar
  2. Aunque a primera vista tanto la presentación del articulo como la conclusion que se puede extraer parecen relativamente "sencillos", no hay duda que el curro detrás es bastante y sobretodo el punto de vista desde el cual se aborda ayuda a algo que muchas veces falta en entradas de webs o blogs pero que es muy importante y que a su vez facilita la "absorción" de los mensajes del texto: causar un impacto o impresión en el lector suficiente al menos para comprender la importancia de los mensajes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apreciación, Nicolás. El trabajo es sobretodo de Marc :-)

      Eliminar
  3. Yo os hago caso, y me ayuda mucho que nos lo recordéis, es más fácil comer mal. Ayer mismo tenía pensado hacer ensalada de alubias, y me olvide por la noche de dejarlas en remojo, por la mañana antes de ir a trabajar tenía ya decidido comprar un bote, pero me acorde del "sin etiqueta", puse las alubias en agua y luego a mediodía es verdad que en vez de ocho minutos que tardan en la olla rápida, las tuve que poner dos veces, la primera que abrí estaban duras y las puse cuatro minutos más, pero la ensalada me quedo estupenda con legumbres y hortalizas, sin ninguna etiqueta.

    Gracias,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenia, me alegro de que te sirva y de que seas más consciente de lo que comes y hayas hecho algunos cambios. No podemos pedir más!

      Eliminar
  4. Hola! En ningún caso quisiera que por los comentarios que he puesto al respecto de este post en #lalistadepepe se pudiera llegar a pensar que me parece mal. Todo lo contrario, únicamente quería expresar, lo hice mal por supuesto, que a mi,personalmente, se me hace difícil de entender ya que aparecen muchos conceptos juntos y entrelazodos y me cuesta procesarlos. En cualquier caso reitero que es un problema únicamente mio. Os pido disculpas si os habeis sentido ofendidos e incluso cambiaré el redactado de mi entrada si os parece lo mejor.
    Un saludo y a seguir adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que va hombre!!! si es gracioso!! además los posts están para eso, para que cada uno diga lo que quiera y siempre hay opiniones diferentes, la blogosfera es lo que tiene. Las ideas clave del post son: 1º No sabemos cual es la mejor dieta a nivel universal 2º Si sabemos que cosas son prescindibles totalmente y cuales aportan obvias ventajas de salud 3º Regla fácil para comer sano: olvídate de descifrar etiquetas y prefiere alimentos que no las necesitan.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Sí, sí, eso me parecía haberlo pillado... Date cuenta que vuestro blog es el último de todos los que miro y cuando llego ahí tengo las neuronas vomitándome ciencia por los conductos auditivos... Un saludo!

      Eliminar
    3. Es mío, el blog. Tengo colaboradores puntuales que escriben mejor que yo, pero el blog es mío solo, especialmente para lo malo. Pues ya está hombre! para la próxima haremos un recuadro abajo: "Ideas principales, para Pepe."

      Eliminar
    4. En cualquier caso he retocado la entrada de #lalistadepepe porqué posiblemente no hacía justicia a lo currado que está vuestro post.

      Eliminar
  5. cual es la manera correcta de consumir omega 3

    ResponderEliminar
  6. hahahahah ¡¡me encanta la viñeta!! fuck you kale!!!!
    Y la recomendación final "come comida". Básicamente, así es. Bueno, yo barriendo para casa diría "crece tu propia comida" pero entiendo que eso ya es un poco difícil para mucha gente. Así que lo de "más mercado y menos supermercado" me parece genial. Nosotros vamos al super a por pañales, leche eco, legumbres, aceite de oliva y yogur natural. Y a veces cerveza (una tiene sus debilidades). Cuando veo esos carritos llenos de pizza congelada, bollos, salchichas de plástico.... el pasillo de los potitos industriales, por ejemplo, es flipante!!! pero si en la olla expres haces 4 potitos de verduras al vapor en 15 minutos!!! Y todavía hay amigos que nos dicen, que vamos a tener un problema porque estamos criando a "un pequeño gourmet" porque la única vez que por necesidad hubo que darle a sami un potito comprado lo escupió así, tal cual, él que es un tragoncete. O sea, resulta que criar a un niño sin darle comida industrial es un problema..... en fin. Más mercado y más cocinar. Y estaríamos todos mejor.

    ResponderEliminar