>

26 de diciembre de 2015

11 ENSALADAS VEGANAS DE INVIERNO

Para muchos "ensalada" es igual a lechuga iceberg con un poco de tomate, y cebolla si me apuras. O algo que se come en verano y le echamos también pepino, vamos, un gazpacho sin triturar.

Pero en invierno también se comen ensaladas y lo lógico es hacerlas aprovechando el producto de temporada, y saliéndonos un poco del "lechuga y tomate" básico.  Os dejo algunas ideas de ensaladas adecuadas para esta época, no sin antes aprovechar para deciros dos cosas: la primera, una ensalada no se convierte en gourmet por añadirle rulo de cabra, y dos, dejad ya de poner crema de balsámico a todo, ese caramelo infecto...

Aprovechad las hojas de invierno: endivias, rúcula, canónigos, escarola... que aunque en los supermercados las tengamos todo el año, son típicas de temporada frías y ahora están en su mejor momento.  Igual que las frutas de temporada que ahora son las manzanas, peras, naranjas, granadas... jugad con castañas y frutos secos. Con las hortalizas de invierno (berenjena, pimiento rojo, cebollas, coles...) y algún aliño que se salga del aceite y vinagre típicos.

Y para que veáis que no hace falta poner bacon, jamón, atún o queso para hacer una ensalada atractiva, las he pensado todas veganas.

A ver si os gusta alguna:

  • Apio, manzana y nueces: lo que vendría siendo una Waldorf un poco tuneada, tenéis la receta aquí.
  • Hinojo, naranja y castañas: corta el bulbo de hinojo en láminas finas y déjalo macerar alrededor de una hora en zumo de naranja. Luego mézclalo con gajos de naranja cortados en vivo y castañas asadas a trozos. Aliña con el zumo de naranja emulsionado con aceite de oliva virgen y sal.
  • Espinacas, tomate seco y uvas: brotes de espinaca, tomates secos a tiras y uvas cortadas en cuatro y sin pepitas. Aliñamos con vinagre balsámico, pero del de verdad, no la crema inmunda.
  • Pseudo coleslaw: haz una juliana fina de repollo blanco, e igual que con el hinojo, déjalo macerar un par de horas en zumo de naranja, limón y especias (canela, clavo, comino). Escurre, añade aceite de oliva virgen y unas ciruelas secas cortadas pequeñas. También le quedan bien almendras laminadas.
  • Lombarda, calabaza y avellanas: col lombarda cruda cortada en juliana fina con dados de calabaza asada (se puede hacer en el micro) y avellanas picadas. Aliñamos con alguna salsa que tenga un toque dulce, por ejemplo con aceite de oliva virgen emulsionado con compota de manzana, sal y pimienta.
  • Escarola y granada: muy simple, la escarola es la reina de las lechugas de invierno, le va muy bien a su amargor el toque dulce de la granada, usamos el mismo jugo de la granada como parte del aliño, y le pega muy bien el tofu silken a tacos, o queso fresco para los tradicionales.
  • Endivias con mojo de pimientos asados: otra hoja amarga típica del invierno, que por su forma va muy bien para comerla con alguna salsa o mojo en el que la podamos untar. Ahora que también hay buenos pimientos rojos, haced el típico paté árabe de pimientos (muhammara) que queda perfecto con la endivia porque el pimiento también tiene ese toque dulce que suaviza el amargor.
  • Champiñones y zanahoria: esta es típica de mi casa, la hace mucho mi padre. Es tan fácil como rallar champiñones crudos bien limpios y zanahoria, y mezclarlo todo aliñando con limón, aceite y un poco de mostaza antigua.
  • Berenjenas marinadas: las berenjenas hay que dejarlas marinando la noche antes, las cortamos en láminas finas y las pasamos por la plancha, o las asamos un poco en el horno o incluso en el micro, que no se doren, solo que queden blandas. Las sumergimos en una mezcla de zumo de limón, aceite, salsa de soja y ajo picado, las cantidades, a ojo, como os guste. Al día siguiente las sacamos de la marinada y preparamos la ensalada mezclándolas con hortaliza cruda (pimiento, tomate, lechuga...) y menta fresca.
  • Boniato, setas y rúcula: como la típica ensalada de patata, pero usando boniato cocido en su lugar y setas salteadas, un poco de rúcula y un aliño de tahini, que le queda genial a esta mezcla el toque tostado del sésamo.
  • Canónigos, pera y cebolla caramelizada: corta la pera a gajos finos, con piel, y mezcla con los canónigos y la cebolla caramelizada (que se hace sin azúcar, por cierto). Usa un aliño suave, que no se coma los sabores, puede ir bien un poco de vinagre blanco, da manzana por ejemplo.

¿Qué ensalada coméis vosotros en invierno?

24 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Al final de la entrada, la pregunta debería ser: "¿Qué ensalada vais a empezar a comer vosotros en invierno?" :-)

    ResponderEliminar
  3. En Nochebuena preparamos en casa ensalada de pimientos asados con alcachofas y tomate en conserva casero, y me gusta también mucho preparar en invierno ensaladas con col lomarda, escarola, hojas de espinaca... añadiendo granada, pera, hinojo (me chifla), habitas tiernas en crudo... Y calabaza asada! El aguacate también suele hacer acto de presencia, y las nueces, almendras, semillas de calabaza... me encantan las ensaladas todo el año :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ala que buena pinta! pero tu juegas con ventaja! Yo aguacate también lo pongo por todas partes. De hecho me he contenido :P

      Eliminar
  4. Yo también soy de comer ensalada en invierno aunque debería ir variando un poco pues casi no me "muevo" de la misma, familiarmente tenemos recetas para ocasiones especiales menos en ensaladas, tendré que ponerle remedio, las 11 ensaladas me han gustado mucho. Felices fiestas guapísima, un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La que inventes tu va a ser para verla!! un espectáculo seguro!!

      Eliminar
  5. En mi casa comimos en Nochebuena y Navidad una con patata cocida, endivias, rúcula, canónigos, pimiento rojo asado, judías verdes y guisantes. De muerte, estaba.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuantas ideas y qué buenas todas!
    Algunas ya las conocía, como la de champiñones y zanahoria, que también es recurrente en mi padre...y otras no tenía ni idea y pienso ponerlas en práctica en breves.
    ¿Sabes lo que no es ensalada pero que está muy bueno? Zanahoria fresca rayada con perejil, limón, sal, un poquiiito de aceite y otro poquito de curry, me he acordado al ver la ensalada esa...¡buenísimo!
    Un saludo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh! que fácil y tiene que estar buenísimo! gracias por el aporte Elena!

      Eliminar
  7. Mil gracias! estas maravillosas ensaladas hay que ponerlas en práctica ya, me apunto alguna para el menu de Nochevieja, que la mesa que me acoge seguro seguro que no tiene nada vegetal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguro que entonces todo el mundo quiere comer de lo tuyo!! jajaj

      Eliminar
  8. Estupendas combinaciones, me llevo unas cuantas!! ¡Feliz nochevieja y que tengas un año 2016 lleno de buenos momentos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por las ideas! sin duda alguna la pondré en marcha en mi cocina!! :D :D

    www.dosisdelala.com

    ResponderEliminar
  10. Muy buen post!!, me encanta!!
    En cuanto al vinagre balsámico, por mucho que busco no encuentro ninguno que no sea una crema inmunda...podrías recomendarme alguno que merezca la pena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que es vinagre, líquido, sin más. No el que es crema o reducción de balsámico. :-)

      Eliminar
    2. Si quieres vinagre balsámico de verdad, busca que sea italiano, con su sello de denominación de origen, preferiblemente etiquetado como "aceto balsamico di modena", así te evitas mejunjes inmundos ;).

      Eliminar
  11. He descubierto recientemente vuestro blog y estoy emocionada; no soy vegetariana pero me encanta este tipo de comida (lo que hago es añadirle pollo o pescados suaves a lo que proponeis o tomar esas proteinas otro dia). Enhorabuena porque lo explicais todo genial!

    ResponderEliminar
  12. mmmm se leen deliciosas! Mi ensalada de invierno siempre ha sido un puñado de garbanzos salteados con ajos sobre canonigos o rúcula y aliño con cebolla picada y pasas.

    ResponderEliminar
  13. Soy italiana y de mi país echo mucho de menos toda la gama de "radicchio" que se puede encontrar en invierno: el de Treviso, el de Chioggia, el de Verona, el de Castelfranco. Todos distintos y todos buenos. El de Treviso es un manjar que se usa más bien cocinado que crudo...

    ResponderEliminar
  14. ¡Fantásticas ideas para salirnos de la rutina y ampliar nuestro repertorio de ensaladas! Muchas gracias por tu trabajo ��

    ResponderEliminar